Connect with us

ECONOMÍA

‘Verano caliente’ en los aeropuertos

Caos en el aeropuerto de Barcelona - El Prat

Las huelgas del personal de tierra de la red de Aena, de la plantilla de Iberia en El Prat y de los pilotos de Ryanair, ponen en peligro las vacaciones de miles de personas

El éxito de los paros anunciados en Aena, Iberia en El Prat y los pilotos de Ryanair puede llevar al colapso de terminales en los aeropuertos clave de estas compañías, con el de Barcelona como uno de los potenciales damnificados. La ‘temporada’ de huelgas arrancará este viernes 20 de julio, con la posibilidad de alargarse entrado agosto.

La huelga de casi un centenar de pilotos de Ryanair en Irlanda puede inaugurar las dificultades en los cielos europeos. La mejora de condiciones laborales y una nueva regulación en la movilidad entre bases son algunas de las demandas que argumentan la huelga y que han obligado a la compañía a cancelar este viernes 20 de julio un total de 24 vuelos de Irlanda a Reino Unido.

El segundo frente llega también desde Ryanair. Los tripulantes de cabina y pasajeros de España, Italia, Bélgica y Portugal pararán en verano. En el caso de España, el 25 y el 26 de julio. De entrada, la empresa deberá cancelar hasta 400 vuelos en dos días. Hay miles de afectados a los que, según la compañía, ya se les ha informado de la cancelación.

El tercer frente del verano será el del personal de tierra de Iberia en el aeropuerto de Barcelona El Prat. En parte harán guerra por su cuenta, ya que hay huelga de todo el sector en los días siguientes.

Están llamados a la huelga unos 2.000 trabajadores del servicio de facturación, embarque y desembarque y carga y descarga de equipajes, informó UGT.

El último frente abierto de cara a verano es el del personal de tierra de las empresas privadas que dan servicio en la red de Aena. Podría ser el plato fuerte. Están llamados a la huelga los 60.000 empleados de Iberia –como la huelga de El Prat–, Swissport, Acciona, Groundforce (Globalia), Atlántica, Clever, AviaPartner, Menzies, easyJet y Lesma-Ryanair con funciones como la asistencia a pasajeros de movilidad reducida, el servicio de pasarelas o la gestión de mercancía.

Los paros arrancarían el 29 de julio. “Se verán afectadas todas las aerolíneas que vuelan a nuestro país”, planteaba en un comunicado CC.OO., convocante junto a UGT y USO.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *