Connect with us

OPINIÓN

Un Obispo para el Sálvame de Luxe

obispo

Presunto romance del Obispo de Mallorca con una mujer casada

El Obispo de Mallorca, Mons. Javier Salinas, ha liado una buena, acusado de adulterio por el marido de su secretaria.

La realidad supera la imaginación de los más creativos.

Tras varios días en el anonimato, la prensa ya identifica a un tal Mariano de España como el marido afectado. Un nombre perfecto para el vodevil a una semana de unas elecciones en las que muchos votantes tradicionales del PP le haremos un Salinas al otro Mariano de España.

Ella pertenece a la nobleza sevillana y según la prensa local mallorquina era conocida, en ciertos medios, como “sa forastera”. Ay, esa Mallorca profunda, tan españolista a la hora de votar y a la vez tan despectiva, si no racista, a la hora de referirse a la gente que viene de la Península.

Leer ese mal nom me ha recordado la genial Majorica de Xesc Forteza, repleta de personajes miserables, periféricos que diría el Papa, uno de los cuales era peninsular. Los demás se lo quitaban de encima al grito de: “foraster, més que puta foraster”.

Xesc Forteza en el papel de Obispo, Margaluz en el de secretaria y Joan Bibiloni en el de Mariano de España lo bordarían. Y eso es un problema, Monseñor. Sí, ya sé que la Compañía Xesc Forteza hace años que ya no existe, pero la cuestión es que entre Ud. y ese tal Mariano de España han puesto al Obispado a la altura de un Sálvame de Luxe.

Foto tomada de Diario de Mallorca, que ha publicado en primicia la historia.

Foto tomada de Diario de Mallorca, que ha publicado en primicia la historia.

El indicio más acusador es el intercambio de alianzas entre el Obispo y su secretaria, grabadas con sus nombres o, al menos, con sus iniciales. Los afectados dicen que se intercambiaron los anillos por formar parte de un grupo de oración… un grupo del que solo formaban parte ellos dos.

También ha trascendido que el Obispo y su secretaria pasaban horas y horas al teléfono. Hasta la madrugada y desde antes del amanecer. Una noche de Julio se llamaron a las dos de la mañana y ya volvían a hacerlo a las 6:58.

Sinceramente, qué pereza, eso de tener amante. Siendo single al menos duermes.

Ya me los imagino:

  • Cuelga tú
  • No, cuelga tú, tonto
  • No, cuelga tú, cielito…

Monseñor, ya no tenemos edad de Pájaro Espino. Ni edad, ni fachada.

Un sacerdote de la Curia ha filtrado a la prensa que ella le tuteaba y le llamaba “Javi” delante de los demás sacerdotes. Javi, sí, Javi, como Javi el de Verano Azul. En la serie estaban Javi y Pancho. A ver qué hará ahora el Papa Pancho con Monseñor Javi.

Siendo ella andaluza, seguro que también le decía “mi arma”. “Mi arma” de “mi alma”, malpensados.

GDiariodeMallorcaI-205x300

De momento han salido las fotos en las que ella espera pacientemente a que se vaya el chófer del Obispo, éste le despide, entra, espera unos minutos y regresa personalmente al portalón, en chándal, sin Mitra, y abre a la secretaria. Por cierto, hay que ver lo que pierde un Obispo en chándal.

En cambio todavía no se han publicado las supuestas fotos, si existen, del Obispo en albornoz, en casa de ella, en la piscina.

Lo que sí parece ya evidente es que no hay ninguna foto con besos o caricias. Eso abre la puerta a otras hipótesis, como que el Obispo se hubiera quedado coladito como un preadolescente sin que pasara nada, un adulterio platónico, o que ni siquiera eso, que tengamos a un Obispo friki que se intercambia alianzas matrimoniales con el mismo criterio racional que podría mostrar el inspector Clouseau.

En fin, que dicen que la mujer del César no solo ha de ser honrada, sino parecerlo. Eso la mujer del César. Los Obispos conviene, además, que parezcan inteligentes, serios y que creen en lo que predican.

Carlos M. Florit Canals

www.florit-abogados.com

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad