Connect with us

ECONOMÍA

Un estudio de la UIB constata que los trabajadores temporales cobran menos que los empleados fijos

Maria Sard y Francesc Oliver

Los investigadores Maria Sard y Francesc Oliver han analizado la evolución de las desigualdades salariales en España en los últimos 13 años

Los trabajadores temporales reciben salarios significativamente más bajos que los empleados con contratos de duración determinada. Así lo han constatado los doctores Maria Sard y Francesc Oliver, profesores titulares del Departamento de Economía Aplicada de la Universitat de les Illes Balears, en un artículo publicado recientemente en la revista International Journal of Manpower.

El trabajo ha estudiado la evolución de la desigualdad salarial entre los trabajadores temporales y fijos en España en los años 2006, 2010 y 2014, es decir, antes y después de la crisis económica. A partir de los datos de la Encuesta de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), los investigadores de la UIB han constatado que la crisis conllevó una disminución leve de la desigualdad salarial.

Así, si en 2006 tener un contrato fijo representaba cobrar un 4,19 por ciento más de salario de media, en 2010 esta diferencia se había reducido al 4,01 por ciento. Esta reducción de la diferencia entre temporales y fijos debería asociarse a la pérdida de puestos de trabajo y, por tanto, al incremento del desempleo.

En el período 2010-14, sin embargo, esta desigualdad no sólo no se redujo, sino que creció mucho. El estudio constata que en 2014, una vez implementada la reforma laboral de 2012, la diferencia casi se había duplicado y alcanzaba un 7,25 por ciento. A juicio de los investigadores, los resultados alcanzados son sorprendentes, dado que uno de los objetivos de esta reforma era, precisamente, reducir las diferencias entre los trabajadores temporales y los fijos. Y no sólo no se logró frenar esta discriminación retributiva, sino que la diferencia entre unos y otros se agravó.

Distribución desigual en la escala salarial

Asimismo, también han observado que esta diferencia no es constante en toda la escala salarial, sino que se distribuye de manera desigual. En general, la diferencia salarial es menor entre los trabajadores con salarios más bajos y, en cambio, se incrementa a medida que se fijan en sueldos más elevados. En 2014, en el grupo correspondiente a los sueldos más bajos, la diferencia entre trabajadores temporales y fijos es de un 4,53 por ciento, mientras que aumenta hasta un 12,19 por ciento en el grupo correspondiente a los salarios más elevados .

Del mismo modo, los investigadores de la UIB constatan que esta distribución desigual también ha evolucionado a lo largo del periodo estudiado: era más baja antes de la crisis y ha aumentado después de la implementación de la reforma laboral.

En cuanto a las causas de esta diferente retribución, los investigadores señalan diferencias en las características del trabajador, fundamentalmente del empleo, si bien en cuanto a los salarios más elevados, ganan importancia las características no observadas en el estudio. Además, la crisis ha generado más discriminación salarial hacia los trabajadores temporales. En 2014 las diferencias salariales han aumentado y no se explican tanto por diferencias en las dotaciones de los trabajadores.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *