Connect with us

DEPORTES

Segunda victoria de la temporada para el Real Mallorca ante un Espanyol que se mostró vulnerable en Son Moix

Salva Sevilla celebra su gol ante el Espanyol

Budimir y Salva Sevilla certificaron con sus goles el triunfo bermellón, que insufla oxígeno al equipo antes de recibir al Real Madrid dentro de quince días

Los goles de Budimir y Salva Sevilla permitieron al Real Mallorca sumar su segunda victoria de la temporada y hacerlo, además, ante uno de sus rivales directos, el Espanyol, que puso en evidencia en Son Moix su mal momento de juego.

En un encuentro poco vistoso y con predominio del centrocampismo, los mallorquinistas supieron aprovechar mejor sus escasas oportunidades. De esta manera, en el minuto 37, tras una primera media hora anodina y sin interés, Joan Sastre avanzó por la banda y sirvió un buen centro que Budimir remató con el pecho al fondo de la portería. Antes de ello, Lago Junior y Dani Rodríguez tuvieron opciones para batir a Diego López que finalmente no cuajaron.

Tras el descanso, el Espanyol gozó de sus mejores ocasiones en las botas de Campuzano. Pero, primero Reina, que salió vencedor en un mano a mano ante el jugador visitante, y, después, Raíllo, frustraron las intentonas blanquiazules.

El central cordobés pudo, finalmente, formar parte del once titular de Vicente Moreno tras su ausencia por lesión de estas últimas semanas, y su actuación colmó plenamente las expectativas. Sin embargo, en los primeros compases de la segunda mitad, Raíllo volvió a resentirse de sus molestias físicas y tuvo que ser sustituido por Xisco Campos. No fue este el primer cambio introducido por Moreno, ya que en el minuto 57 Take Kubo había saltado al campo para ocupar la plaza de un desacertado Lago Junior.

Tranquilidad en Son Moix tras el segundo gol

Con el marcador en contra, el Espanyol trató de poner cerco a la portería de Reina en búsqueda de la igualada, pero el desenlace fue justo el contrario. Corría el minuto 73 cuando Febas recuperó un balón que cedió a Dani Rodríguez. El disparo del gallego no encontró portería, pero el rechace cayó a los pies de Salva Sevilla que con un soberbio zurdazo batió a Diego López y llevó la tranquilidad a las gradas de Son Moix.

Todavía quedaba más de un cuarto de hora de partido, pero el Mallorca supo cerrar con oficio el encuentro e impedir que el Espanyol creyera en una hipotética remontada.

Con este triunfo, los bermellones adelantan a su rival de hoy en la clasificación, aunque continúan en posiciones de descenso como antepenúltimos de la tabla. Y ahí seguirán, al menos, durante los próximos quince días, ya que la competición en Primera División se interrumpe el próximo fin de semana y no se reanudará hasta el siguiente con la esperada visita del Real Madrid al estadio de Son Moix.

 

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *