Connect with us

ACTUALIDAD

El Rubius se va a Andorra y yo quiero hacerme británico

El Rubius se va a Andorra y yo quiero hacerme británico

La polémica ha estallado: ¿Es poco solidario?

El Rubius, el youtuber de moda, se va a Andorra. Y no se va a esquiar, sino a pagar menos impuestos. La polémica ha estallado: ¿Es poco solidario?, ¿es antipatriota? ¿O es España la que abusa de sus contribuyentes y debería tomar ejemplo de Andorra?.

Sinceramente, creo que no es posible mantener sanidad, educación, dependencia, pensiones, seguridad, etc., con un 10% de tipo máximo en el IRPF y un IVA al 4’5%.

Andorra, con sus tipos, ha conseguido una densidad de millonarios inalcanzable para un país grande. Veinte o treinta mil potentados en Andorra suponen la mitad de la población. Para tener una estructura de rentas equiparable, España debería atraer a unos veinte millones de millonarios. Y no es posible. No hay tantos. Reino Unido tiene un régimen fiscal para extranjeros ricos, los “non dom”, que pueden tributar incluso al 0%. Después de décadas de práctica tranquila para los beneficiarios de este sistema, Reino Unido solo tiene 78.300 “non dom”.

Por lo demás, no existe ningún país grande que mantenga un estado del bienestar con tipos de gravamen tan bajos. Lo siento, lo siento de verdad porque tributar al 10% ha de ser una maravilla, pero si queremos que la igualdad de oportunidades no sea una farsa, precisamos gastar (más de lo que gastamos) en educación de calidad para todos, con becas que hagan la función de salario para que ninguno tenga que dejar los estudios para trabajar por necesidad de un sueldo, y si no somos sociópatas, necesitamos recaudar para mantener la sanidad.

El problema es que educación y sanidad son, también, los argumentos de chantaje emocional que nuestros gobernantes usan para meter la mano en nuestro bolsillo y montárselo ellos.

Ya que hablamos de El Rubius, partiendo de sus ganancias publicadas por la prensa, el chaval podía estar pagando unos 2 millones anuales por IRPF. Y eso porque vivía en Madrid y no pagaba impuesto de patrimonio.

Pues bien, la misma semana que El Rubius ha comunicado su marcha a Andorra, el Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que repartirá 112 millones de euros en propaganda, llamada publicidad institucional, regando a diez medios de comunicación escogidos. (Por cierto, ¿alguien piensa que elegirá a los más críticos con su gestión?).

El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado que repartirá 112 millones de euros en propaganda, llamada publicidad institucional, regando a diez medios de comunicación escogidos

Si El Rubius rectificara y decidiera quedarse en España y pagar sus impuestos aquí podría calcular que un año de propaganda de gubernamental es equivalente a lo que él tributaría solidariamente durante los próximos 56 años de su vida.

Añadamos lo que pasa en las Administraciones de todos los colores políticos: redes clientelares, asesores, empresas públicas, fundaciones, entes, consorcios, organismos autónomos, entidades, subvenciones, aeropuertos sin aviones, líneas de AVE sin pasajeros… me acuerdo de aquella frase que dijo en privado un político balear: “Antes cobrábamos comisiones cuando hacíamos obras públicas; ahora hacemos obras públicas para cobrar comisiones”

Pero el relato oficial se queda en la sanidad y la educación.

¿Qué suelen hacer los estados para evitar que sus Rubius se marchen? Hace años Warren Buffet denunció que él pagaba menos impuestos que su secretaria. Los estados saben que los Warren Buffet de turno pueden marcharse cuando quieran y adonde quieran y así, permiten complejos entramados de ingeniería tributaria para reducir la factura tributaria.

Para sus secretarias, en cambio, no hay escapatoria. No hay riesgo de que se vayan a Andorra. Allí no les espera ninguna nómina.

O sea, apunto que si El Rubius se marcha es porque o bien no es lo suficientemente rico, o no tiene un buen asesor fiscal.

Puestos a elegir, a mí no me haría ilusión irme a Andorra, que no deja de ser una calle, por más que empiece en Andorra la Vella y acabe en Escaldes Engordany. Yo preferiría irme a Londres, con apartamento en Regent Street o en Oxford Street, cerca de Picadilly y de Leicester Square. Y no me iría a Londres para hacerme “non dom” sino con fines más modestos. Vacunarme, por ejemplo.

Estados Unidos, Israel, Emiratos, Canadá, Japón e Inglaterra, que ya compra sus vacunas al margen de la UE, han encontrado la forma de comprar y ser servidos. La Unión Europea no

Estados Unidos, Israel, Emiratos, Canadá, Japón e Inglaterra, que ya compra sus vacunas al margen de la UE, han encontrado la forma de comprar y ser servidos. La Unión Europea no. En las estadísticas mundiales vamos del brazo del tercer mundo y con tendencia a ser superados, porque América Latina o África al menos compran la vacuna rusa que de momento parece que funciona.

Yo no sé si Europa negoció mal, si el problema es una apuesta fallida por la vacuna francesa de Sanofi en vez de optar a tiempo por la británica de Oxford-Astrazeneca, si es que racaneamos en los precios y los laboratorios prefieren vender a otros… Lo que sé es que Europa, y lo digo con pesar, se está luciendo.

Sí, me gustaría irme a Londres, pero no me veo haciendo de Barrister ante jueces británicos con peluca, así que me toca seguir aquí, en plan secretario de Warren Buffet, tributando en nombre de la sanidad y la educación, sufragando todo lo demás, y como diríamos en mallorquín, “esperant el sant adveniment”, o sea, la vacuna.

Carlos M. Florit Canals
www.florit-abogados.com

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad