https://web.conselldemallorca.cat/ca/totes-les-noticies/-/asset_publisher/bqOupoVYvgPA/content/mallorca-el-millor-regal-per-a-aquestes-fest-1/559414?_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_redirect=https%3A%2F%2Fweb.conselldemallorca.cat%2Fca%2Ftotes-les-noticies%3Fp_p_id%3Dcom_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_cur%3D1%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_delta%3D21%26p_r_p_resetCur%3Dfalse%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_assetEntryId%3D853880
El PSOE baja el pistón contra Susana Díaz
ACTUALIDAD, RESUMEN

El PSOE baja el pistón contra Susana Díaz

Un día después de destapar la caja de los truenos al insinuar que debería dimitir en caso de no lograr mantener la presidencia de la Junta de Andalucía

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha dado marcha atrás. «Abrir un frente interno en este momento no tiene sentido», admiten fuentes de la ejecutiva. Sus palabras no habían sentado bien a los socialistas andaluces y tampoco a la propia presidenta en funciones. Es más, dieron pie a un cruce de acusaciones sobre la responsabilidad de la debacle en los comicios del domingo. A apenas seis meses para las elecciones europeas, municipales y de trece autonomías, el partido no se podía permitir volver a arder.

Hubo dos cuestiones en la intervención del hombre fuerte de Ferraz el lunes que crisparon especialmente los ánimos en la federación más numerosa del PSOE: que cuando se le preguntara sobre si Díaz tendría que dejar el cargo replicara que el papel que juega cada uno en el partido «está siempre subordinado al éxito del proyecto político» y que, para remate, avanzara que la dirección se va a «implicar absolutamente» para contribuir a la «necesaria regeneración» del proyecto en Andalucía. «Se regenera aquello que está degenerado y yo lidero un partido decente, honesto y trabajador, que ha tenido la confianza de más de un millón de andaluces», replicó la secretaria general en la Ser esta mañana.

Díaz no sólo mostró su enfado sobre ese asunto sino que de forma más o menos clara dejó ver que culpa de su situación a Sánchez y a su empeño en seguir en el Gobierno sustentado en las fuerzas independentistas de Catalunya. «Seguramente me equivoqué y tenían razón ellos», dijo en alusión a la decisión de PP y Ciudadanos de centrar la campaña electoral en ese asunto en lugar de hablar de Andalucía, como ella reclamaba. Los socialistas andaluces argumentan, en todo caso, que en ese asunto tenían las manos atadas porque no compartían ni comparten la actuación del jefe del Ejecutivo pero habrían tenido dificultades para decirlo abiertamente sin desatar de nuevo una crisis interna, con el consiguiente coste.

Aun así, entre tanta hostilidad mal disimulada, la dirigente andaluza dio pie a Ábalos a la rectificación y también dejó caer que quizá sus palabras se habían sacado «de contexto» porque, adujo, Pedro Sánchez había estado «muy cariñoso» con ella el domingo.

4 diciembre, 2018

Deja un comentario