Connect with us

ACTUALIDAD

Prohibido construir piscinas en las azoteas del Centro Histórico de Palma y el barrio de es Jonquet

Rueda de prensa de Neus Truyol tras la reunión de la Gerencia de Urbanismo

La regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, ha justificado la medida en la necesidad de realzar la imagen del entorno urbano, mejorar la convivencia y ahorrar recursos hídricos

El Ayuntamiento de Palma no permitirá en ningún caso la instalación de piscinas en las azoteas de los edificios del Centro Histórico y el barrio de es Jonquet, así como tampoco en inmuebles catalogados. La regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, ha explicado, a la finalización de la reunión de la Gerencia de Urbanismo, que con esta medida se da “respuesta a una realidad social, ya que estamos ante un problema de imagen del conjunto de edificaciones”.

La edil ha afirmado, en este sentido, que cualquier tipo de exceso “ejerce una repercusión negativa en el entorno urbano, y genera problemas de convivencia en determinados barrios“. Al mismo tiempo, Truyol ha incidido en que la obligación de la Administración es “aplicar criterios de emergencia climática, en cuanto al consumo de agua”.

 

Desde 2012, estaba vigente en Palma un criterio de interpretación de las normas urbanísticas que permitía autorizar la construcción de piscinas por encima de la altitud inicialmente autorizada. Según la regidora de Modelo de Ciudad, ha sido precisamente esta “permisividad” la que ha influido en que las solicitudes relacionadas con obras de piscinas se hayan multiplicado.

De las 113 autorizaciones de 2009 a las 350 de 2019

De hecho, los datos facilitados por Cort ponen de manifiesto que en apenas diez años las cifras de instalación de nuevas piscinas en el municipio que han obtenido el beneplácito de la Gerencia de Urbanismo se han triplicado, pasando de las 113 autorizaciones suscritas el 2009 a las 350 de 2019. Además, en el transcurso de los dos ejercicio anteriores, el aumento ha sido imparable: 186 expedientes sobre construcción de piscinas en 2017, y 253 en 2018.

Fuera de las áreas territoriales descritas (Centro Histórico y es Jonquet), el Consistorio seguirá permitiendo la construcción de piscinas siempre que las obras se ajusten a la altitud máxima permitida, es decir, dentro del volumen edificable y nunca por encima del pavimento de la cubierta del edificio.

En su argumentación, Neus Truyol también ha hecho mención de las cifras proporcionadas por el servicio de Recursos Hídricos, en las que se constata que la pérdida de agua que se produce en las piscinas descubiertas supone el 2% del consumo en las zonas urbanas de Balears, con un volumen total de miles de millones de litros al año.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *