Connect with us

OPINIÓN

Por la Gran Coalición

combo

PACTO PP/PSOE, NUEVAS ELECCIONES O CÓCTEL CON RADICALES Y SEPARATISTAS

Dificilísima gobernabilidad con los resultados de las elecciones. Nadie se acerca a la mayoría, ni siquiera formando complejísimas coaliciones.

Partido Popular y Ciudadanos, aparte de la dificultad que tendrían para entenderse entre sí, no alcanzan más que 162 o 163 escaños. Les faltan, aún, trece o catorce escaños y no tienen absolutamente a nadie con quien aliarse.

PSOE y Podemos tienen realmente complicado pactar un programa común de gobierno pero solo suman 159 o 160 escaños. Con Alberto Garzón suman 161 o 162. Les faltan, todavía, catorce o quince diputados que solo pueden conseguir de los separatistas catalanes.

¿De verdad el PSOE va a comprar los 9 escaños de ERC y los 8 de Artur Mas pagando como precio el referéndum de independencia en Catalunya?

Pues ya solo quedan 1 escaño irrelevante de Coalición Canaria, 2 escaños tóxicos de Bildu y 6 escaños del PNV insuficientes para formar mayoría.

Sí, la posibilidad aritmética es que pacten PSOE, Podemos, IU, ERC y Artur Mas. Ese cóctel alcanzaría 179, tres por encima de la mayoría absoluta. Pero no veo a Susana Díaz, que aporta el grueso de los escaños socialistas, ni aprobando el pacto con Podemos ni mucho menos hipotecarse al separatismo catalán.

Y si no hay cóctel con izquierdas radicales y con separatistas, solo quedan dos opciones: Nuevas elecciones o Gran Coalición PP/PSOE.

Adelanto que creo que el pacto PP/PSOE sería lo mejor, o lo menos malo, y lo digo después de haber votado, hoy, a un emergente, Ciudadanos, al que las urnas no dan margen para decidir el gobierno de España.

No faltará quien oponga que no es de recibo que el miserable acabara votando la investidura del indecente.

Evidentemente, un pacto PP/PSOE debería serlo no entre miserables e indecentes sino entre equipos renovados.

Personalmente preferiría que ese gobierno de coalición lo encabezara alguien neutral, alguien ajeno a los dos partidos, un técnico, un Mario Monti, alguien capaz de hacer frente a la avalancha de críticas que lloverían desde los escaños de Podemos y Ciudadanos.

Ese gobierno, formado por ministros populares y socialistas, debería afrontar claramente reformas institucionales serias con un programa reformista y regenerador que demostrara haber comprendido ese mensaje que Mariano Rajoy Brey y Pedro Sánchez Castejón han sido incapaces de entender.

Es mucho pedir, pero creo que nos hemos situado demasiado cerca del abismo como para no abordar ese reto.

Carlos M. Florit Canals

www.florit-abogados.com

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad