Connect with us

ACTUALIDAD

Podemos importa de otras comunidades a políticos de su cuerda para que ocupen altos cargos en el Govern

Fèlix Alonso

Armengol se deja convencer por sus socios y accede a incorporar a su organigrama al ex alcalde de Altafulla y a una ex diputada autonómica de Asturias

La polémica está servida. La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha accedido a dar el visto bueno al nombramiento de dos directores generales propuestos por sus socios de Unidas Podemos que carecen de cualquier tipo de vinculación personal, profesional o política con Balears y con el ámbito institucional y sectorial de las islas.

Las designaciones han sido aprobadas en el transcurso de la reunión del Consell de Govern celebrada hoy, y en virtud de las mismas, Fèlix Alonso Cantorné, que hasta la celebración de las pasadas elecciones municipales era el alcalde de Altafulla, en Tarragona, ocupará la dirección general de Consum, adscrita a la Conselleria de Salut, mientras que Paula Valero Sáez se situará al frente de la dirección general de Polítiques per a la Sobirania Alimentària, que depende de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, dirigida por Mae de la Concha, a la sazón secretaria general de Podemos en Balears.

Las primeras reacciones contrarias a estos nombramientos no se han hecho esperar. Así, en referencia al aterrizaje de Fèlix Alonso en la dirección general de Consum, los representantes de las asociaciones de consumidores Consubal y La Defensa no han dudado, en una nota informativa, de acusar a Podemos y a Mae de la Concha de haber priorizado “colocar a sus amigos” frente a “los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de Balears”, y han calificado de “grave error político” esta designación, en tanto que Alonso “no tiene ninguna experiencia en el ámbito de la defensa de los derechos de los consumidores y usuarios de Balears” y tampoco “relación con nuestra Comunidad Autónoma”.

Ambas entidades también responsabilizan a la presidenta Armengol y a la consellera de Salut, Patricia Gómez, por consentir un nombramiento que, a su juicio, es “un insulto a los baleares”.

Las organizaciones de consumidores claman contra la designación de Fèlix Alonso por su nula vinculación con las islas y el ámbito del consumo: “Es un insulto para los baleares”

Nacido en Barcelona hace sesenta años, Fèlix Alonso es licenciado en Geografía e Historia y entre 2011 y 2019 ha ejercido como alcalde del municipio catalán de Altafulla. Además, ha sido diputado en el Congreso entre 2016 y 2019, etapa en el que ha actuado como portavoz de Podemos en la Comisión de Fomento. En su trayectoria, cabe destacar su etapa como director general de Relaciones Institucionales de la Generalitat de Catalunya (2006-2010), y fundador y portavoz del denominado Pacto del Berà, una plataforma de alcaldes que unen sus fuerzas para reclamar soluciones a las problemáticas ciudadanas de las comarcas del Baix Penedès y el Tarragonès.

Periodista, además de político, Alonso ha formado parte del Consejo Asesor de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales y fue fundador del Sindicato de Periodistas de Catalunya. Al mismo tiempo, acumula una dilatada experiencia en el mundo sindical, especialmente en Comisiones Obreras. Como puede comprobarse, en el curriculum facilitado por el Govern sobre la actividad política y profesional de Fèlix Alonso, no se aprecia ningún tipo de conexión con el ámbito del consumo, y mucho menos con la Comunidad Autónoma balear.

Alonso, por cierto, ya ha mantenido su primer contacto con quien es, a partir de hoy, su ‘jefa’ directa, la consellera de Salut, Patricia Gómez, quien le ha recibido en su despacho nada más hacerse oficial su nombramiento por parte del Consell de Govern. Según la nota remitida por el Ejecutivo autonómico a los medios de comunicación, el nuevo director general se ha marcado como principales objetivos de su gestión la creación de la Agència de Consum de les Illes Balears y la aprobación de una nueva ley de consumo adaptada a las directrices europeas aprobadas en esta materia.

La portavoz del Govern, Pilar Costa, afirma que los nombramientos se efectúan “en base a la formación y el currículum, y no por el lugar de procedencia”

En cualquier caso, Fèlix Alonso no es el único alto cargo que los dirigentes de Podemos, con el beneplácito de Francina Armengol, han importado desde otros territorios del Estado, ya que el Consell de Govern también ha dado luz verde al nombramiento de Paula Valero como directora general de Polítiques per a la Sobirania Alimentària. Nacida en Madrid hace 59 años, Valero es licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de la capital del Estado y cuenta con una larga experiencia profesional en el sector de la producción agraria y ganadera, y también en el ámbito de las industrias agroalimentarias, constituyendo su principal especialidad los productos artesanos y ecológicos.

Durante los últimos cuatro años, ha sido diputada autonómica por Podemos en la Junta General del Principado de Asturias, y, antes de ello, participó en la fundación de diversas industrias alimentarias. También ha ejercido la representación del Consejo de Producción Agraria Ecológica de la comunidad asturiana durante ocho años, y ha impartido cursos relacionados con su especialidad no solo en el Principado, sino también en Castilla y León, Cantabria, Madrid y Extremadura. Entre estos territorios no figura Balears, porque, al igual que en el caso de Fèlix Alonso, tampoco Paula Valero ha mantenido hasta ahora, según los datos proporcionados por el departamento de Comunicación del Ejecutivo, ninguna vinculación con el archipiélago.

Preguntada acerca de los motivos por los que el Govern ha elegido a Fèlix Alonso y Paula Valero para formar parte de su organigrama político y ejecutivo, la portavoz del gabinete, Pilar Costa, se ha limitado a afirmar que estos nombramientos obedecen a razones de “formación y curriculum, y no en base al lugar de procedencia“. Aunque en el caso de Valero parece existir una clara conexión con el ámbito que deberá gestionar a partir de ahora, Pilar Costa no ha explicado cuál es la vinculación, ya sea laboral o formativa, del antiguo alcalde de Altafulla con el mundo del consumo.

El Consell de Govern ha aprobado también el nombramiento de otros altos cargos durante la mañana de hoy: Rosana Morillo, como directora general de Turisme; Manel Porras, como director de la Agència d’Estratègia Turística de les Illes Balears; Georgina Brunet, como gerente del Servei de Millora Agraria i Pesquera (Semilla); y Cristina Ballester, como gerente del Institut Balear de l’Habitatge (Ibavi)

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

son tendencia