Connect with us

ACTUALIDAD

Noche de terror en Catalunya, con batallas campales entre manifestantes y policía que se saldan con 74 heridos

Quema de contenedores en el centro de Barcelona

Contenedores quemados, calles cortadas, disturbios y violencia en pleno centro de Barcelona, y en algunas de las principales ciudades catalanas

74 heridos y 25 detenidos. Este es el balance provisional, a falta de un recuento oficial y definitivo, de los disturbios que han convertido esta pasada noche a Barcelona y otras localidades catalanas, principalmente Sabadell, Tarragona, Girona y Lleida, en distritos sin ley ni orden, donde los actos de violencia se han sucedido ininterrumpidamente sin que las fuerzas policiales dieran abasto para contener la oleada de vandalismo que ha caracterizado esta segunda jornada de protestas y disturbios en Catalunya.

Imagen de los disturbios en Barcelona

Según la información facilitada por los Mossos d’Esquadra a los medios de comunicación, sobrepasada ya la medianoche, la policía autonómica había arrestado a 25 personas en el marco de los diferentes altercados que se fueron originando a partir de las 21 horas, aproximadamente.

Incendios en el centro de Barcelona

La mayor parte de estas detenciones no se produjeron en Barcelona, sino en Tarragona, donde 13 manifestantes fueron a parar a los calabozos. En Lleida, el número de detenidos es de 8, mientras que en Sabadell se produjo un arresto y en Barcelona otros tres. De todas maneras, los Mossos d’Esquadra han insistido en que se trata de cifras oficiosas y en que, posiblemente, una vez terminado el recuento definitivo, el número de detenciones será más elevado.

Dos heridos graves hasta ahora, ambos en los disturbios del aeropuerto

En cuanto a las 74 personas que precisaron asistencia médica, exactamente la mitad de ellas, 37, fueron atendidas en Barcelona, según los datos proporcionados por el Sistema de Emergencias Médicas. En Girona, se alcanzó la cifra de 19 heridos, frente a los ocho de Tarragona y Lleida y los 2 de Sabadell. En ninguno de estos casos hay que lamentar lesiones graves, y, de hecho, 18 de los ciudadanos asistidos recibieron el alta en el mismo lugar donde se produjeron los hechos.

Incendios junto a la Delegación del Gobierno en Barcelona

Apenas 7 personas tuvieron que ser derivadas a centros médicos, y el resto, 30 concretamente, en el momento de contabilizar estas cifras, estaban pendientes de ser trasladados a centros hospitalarios o bien a otro tipo de equipamientos asistenciales.

Sumando los datos de estos dos días de disturbios en Catalunya, el registro de heridos supera la cifra de 200, si bien, de momento, solo se han producido dos incidencias de gravedad que afectaron a dos manifestantes que acudieron el lunes a las movilizaciones convocadas en el aeropuerto de El Prat. En el primero de estos casos, el joven herido ha perdido la capacidad visual en uno de sus ojos a consecuencia, previsiblemente, del impacto de una pelota de goma, y en el segundo, otro joven ha sufrido un diagnóstico severo de traumatismo testicular, también, supuestamente, a consecuencia de las cargas policiales que se produjeron en la terminal aeroportuaria, por parte de la policía autonómica catalana con el apoyo de la Policía Nacional.

Caos en el Eixample, Passeig de Gràcia y las Ramblas

En Barcelona, las escenas de mayor violencia de esta pasada noche se desarrollaron en la zona del Eixample, donde tuvo lugar una auténtica batalla campal en la que no faltaron los contenedores incendiados y los enfrentamientos directos entre los manifestantes y los efectivos anti disturbios.

También otras áreas de la capital catalana, como las proximidades de la sede de la Delegación del Gobierno, las Ramblas y el Passeig de Gràcia, que tuvo que ser cerrado al tráfico rodado y al paso de los peatones en el momento más álgido de los disturbios, registraron altercados de gran intensidad. En Girona, Lleida, Tarragona y Sabadell, las movilizaciones adquirieron, igualmente, cotas de violencia nunca vistas hasta ahora en territorio catalán.

El Gobierno del Estado en funciones reafirma su “compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad”

La situación está alcanzando tal gravedad que anoche, en plena escalada de tensión, el Gobierno de Pedro Sánchez se vio obligado a divulgar un comunicado oficial en el que lamenta que “una minoría quiera imponer la violencia en las calles de Catalunya”, culpando directamente a “grupos organizados” que la nota del Ejecutivo no menciona. Aún así, la voz cantante de las protestas está siendo asumida, principalmente, por los CDR, o Comités de Defensa por la República, y una nueva organización que hasta hace pocos días apenas había salido a la palestra pública, Tsunami Democràtic.

El comunicado gubernamental continúa advirtiendo que la obligación del Ejecutivo no es otra que “garantizar la seguridad y la convivencia en Catalunya, y lo hará, si es preciso, siguiendo su compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad“. La nota no hace mención, sin embargo, a la adopción de ninguna medida concreta para garantizar el orden y el cumplimiento de las leyes en Catalunya, y se limita a valorar “muy positivamente” el nivel de coordinación que, según el Gobierno, están poniendo de manifiesto los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Casado reclama la activación de la Ley de Seguridad Nacional

Desde la oposición, el presidente del PP, Pablo Casado, ha reclamado a Sánchez que active la Ley de Seguridad Nacional, donde se recogen actuaciones excepcionales en materia de control policial y seguridad ciudadana cuando la complejidad de unas determinadas circunstancias así lo requiere. En la práctica, la aplicación de esta ley supondría unificar en una única instancia superior la coordinación de las diferentes fuentes policiales y anti disturbios, restando, por tanto, protagonismo, en este caso concreto, a la policía autonómica, aunque sin prescindir de su aportación en la preservación del orden público.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, conminó al presidente del Gobierno en funciones a que “no siga impasible” ante los hechos que están sucediéndose en Catalunya y que el líder naranja califica de “ola de violencia”. Para Rivera, es “inadmisible” la situación de tensión y violencia que se ha originado en las diferentes ciudades y provincias catalanas.

Sin reacción oficial de la Generalitat tras las protestas de anoche

Por parte del gobierno de la Generalitat no se ha producido, hasta el momento, ninguna reacción oficial a los disturbios de anoche. Durante el día, antes de que los episodios de mayor violencia sacudieran puntos diversos de Catalunya, el presidente, Quim Torra, reconoció que existe “contradicción” en la posición del Ejecutivo, que, a la vez que “empatiza” con los manifestantes, según admitió ayer la portavoz gubernamental, Meritxell Budó, a preguntas de los periodistas, se ve impelido a mandar a los efectivos de los Mossos d’Esquadra para garantizar el orden público.

La actuación del gobierno de la Generalitat no es compartida por algunos grupos políticos, como es el caso de los ‘Comuns’, que ha solicitado ya la dimisión del conseller de Interior. El presidente Torra comparecerá mañana jueves en el Parlament para valorar la situación que se ha creado en Catalunya tras la notificación, a primera hora del pasado lunes, de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el ‘procés’.

Más unanimidad que en el Parlament, existe en el Ayuntamiento de Barcelona, si bien la alcaldesa, Aida Colau, no se ha librado de algunas críticas puntuales de la oposición al entender que la Guàrdia Urbana no está actuando en la medida necesaria para controlar los disturbios en la Ciudad Condal. Aún así, la unanimidad es absoluta entre los grupos municipales a la hora de condenar los actos vandálicos de esta noche. Incluso la portavoz de JxCat Elsa Artadi, partido al que pertenecen el presidente Torra y el ex presidente, actualmente fugado de la Justicia, Carles Puigdemont, no ha dudado en “rechazar” todo tipo de violencia, ya que, según ha afirmado, “no es nuestro camino”.

ANC y Òmnium Cultural convocan a partir de hoy las ‘Marxes per la llibertat’

Entretanto, los catalanes afrontan hoy miércoles la tercera jornada post sentencia con la incertidumbre de si la intensidad de las protestas irá rebajando su tono o bien proseguirá con la virulencia de estos dos últimos días. La estrategia de Tsunami Democràtic, que da a conocer las movilizaciones que convoca con escaso margen de tiempo con la intención de obstaculizar la estrategia policial, impide saber a ciencia cierta si la jornada de hoy será más tranquila en Catalunya.

De momento, la única noticia que se ha hecho oficial al respecto es que las organizaciones independentistas ANC y Òmnium Cultural, cuyos antiguos líderes, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, permanecen en prisión y forman parte del grupo de condenados por la sentencia del ‘procés’, han convocado a partir de hoy las denominadas ‘Marxes per la llibertat’, que comprenden seis itinerarios que partirán de diferentes puntos de la geografía catalana y confluirán, el próximo viernes, en Barcelona. Los participantes recorrerán en estos tres días un total de 100 kilómetros y saldrán desde cinco localidades: Tarragona, Girona, Vic, Berga y Tàrrega. Los ‘marxaires’ deben comparecer antes de las 9 de la mañana de hoy en el punto que hayan elegido para incorporarse a la ruta.

Una de las convocatorias de las Marxes per la Llibertat

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad