Connect with us

OPINIÓN

Lo de Valtonyc no va de libertad de expresión

Lo de Valtonyc no va de libertad de expresión

Hace muchos años, cuando la primera huelga de estudiantes contra Felipe González, se hizo famoso un tío que de estudiante no tenía nada, un chico cojo que se paseaba por las calles en las que había manifestaciones estudiantiles rompiendo farolas y escaparates con su muleta.

El “Cojo Manteca”, así le llamaban, no era ningún referente para debatir a partir de él sobre la educación o el futuro de los jóvenes.

Valtonyc es un “Cojo Manteca” de la libertad de expresión. La prensa ha resumido la sentencia en un titular: “Tres años y medio de cárcel por decir que los Borbones son unos ladrones”, pero Valtonyc había cantado muchas más cosas y le han condenado por tres delitos distintos.

Amenazas al Círculo Balear (Jorge Campos) y a José Ramón Bauzá (condena a un año)

– “Queremos la muerte para estos cerdos”
– “Llegaremos a la nuez de tu cuello, cabrón”
– “Le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta”
– “Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear”
– “El próximo Paracuellos será en mi puta isla”.
– “Por mí el Bauzá habría muerto ya de una bomba”.
– “Bauzá debería morir en una cámara de gas”
– “Eso es poco, su casa, su farmacia, le prenderemos fuego” (referido a Bauzá)

La libertad de expresión es sagrada en cualquier democracia y sí, es verdad que a Pimpinela no había que aplicarles la ley de violencia de género porque solo cantaban. Pero la libertad de expresión no consagra un derecho a vomitar odio amenazando de muerte o clamando públicamente para que quemen la casa o el negocio de quien no comparte tus ideas.

Enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas (condena a dos años)

– “Para todos aquellos que tienen miedo cuando arrancan su coche, que sepan que cuando revienten sus costillas, brindaremos con champán”
– “A ver si ETA pone una bomba y explota”
– “Que tengan miedo como un guardia civil en Euskadi”
– “Por qué condenáis la puta lucha armada, contra la clase que tiene a la nuestra esclavizada”
– “Un día coches volarán como Carrero Blanco y no colgaremos ningún lazo en el Ayuntamiento”
– “Matando a Carrero ETA estuvo genial, a la mierda la palabra, viva el amonal”
-“Un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado. Siempre queda esperar a que le secuestre algún GRAPO”
-“Dicen que pronto se traspasa la cloaca de Ortega Lara y muchos rumorean que Rubalcaba merece probarla”

Jurídicamente no son solo “burradas”, son amenazas graves, orgullo terrorista o peticiones públicas de violencia

Valtònyc publica un nuevo rap y vuelve a atacar a la monarquíaFrancia, Alemania o Bélgica castigan con penas de cárcel negar el holocausto. En Austria esa pena alcanza los diez años. No faltan quienes consideran que esto es un “delito de opinión” pero hasta treinta países tienen tipificado como delito el negacionismo. En Hamburgo una anciana de 87 años fue condenada a pena de prisión por su frase: “Auschwitz no fue un campo de exterminio sino de trabajo”.

En España hay quien piensa que desaparecida ETA, debería dejar de ser delito burlarse de sus víctimas o hacer apología de sus actos pretéritos. Otros consideran que la sociedad ha de defenderse de actos como el enaltecimiento del terrorismo o la humillación de sus víctimas.

Lo cierto es que Francia, Alemania, Bélgica o España no somos países sin libertad de expresión cualquiera que sea la opinión de cada cual acerca del negacionismo o el enaltecimiento del terrorismo.

Injurias a la Corona (condena a seis meses)

Éste es el delito más discutible. El Tribunal Europeo de los Derechos Humanos no acepta que el Jefe del Estado tenga el honor singularmente protegido. Esa condena puede caerse en Europa porque ya hay un precedente con una condena a Arnaldo Otegi por el mismo delito.

En todo caso, ahí van unas cuantas perlas.

– “Miguel Ángel Blanco, Carrero Blanco, bah, ya no, ahora toca a Juan Carlos”.
– “Sofía en una moneda pero fusilada”
– “El Rey tiene una cita en la plaza del pueblo, una soga al cuello y que le caiga el peso de la ley”.
– “Puta policía, puta monarquía”
– “Por qué no se fractura la cabeza y no la cadera”
– “Nena, no apoyo la violencia gratuita, pero justicia sería pasarlos por la guillotina”
– “Si no secuestraremos al capitán del Concordia para que coja el Fortuna y se pegue una ostia”
– “Burgués, ni tu ni nadie me harán cambiar de opinión, cabrón, seguir el acto de fusilar al Borbón”.

En esta entrada aparecen 25 de las 72 burradas recopiladas por la Sentencia. Jurídicamente no son solo “burradas”, son amenazas graves, orgullo terrorista o peticiones públicas de violencia. Políticamente haría una petición, un ruego: No sea, Valtonyc, el estandarte con el que se defienda la libertad de expresión. Ésta se merece más.

Carlos M. Florit Canals
www.florit-abogados.com

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

son tendencia