Connect with us

ACTUALIDAD

Las protestas por la sentencia se extienden a Palma y la part forana de Mallorca

Manifestación sobre la sentencia del procés en Inca

Las reacciones en Balears oscilan entre las críticas abiertas de MÉS al fallo judicial, los reproches de Unidas Podemos y el acatamiento del resto de partidos

El radio de acción de la sentencia del ‘procés’ alcanzó también a Mallorca, donde miles de personas participaron en las concentraciones de protesta llevadas a cabo en Palma y en municipios de la part forana.

En la capital, la convocatoria tuvo lugar en la plaza de Cort sin que se registraran incidentes de importancia, salvo algún que otro intercambio de improperios y descalificaciones entre los manifestantes soberanistas y la escasa representación de anti independentistas que se dio cita en las inmediaciones. El cordón policial organizado por la Policía Nacional impidió que ambos grupos llegaran a establecer un contacto directo.

Con vistas al próximo sábado, hay convocada en Palma una nueva manifestación contra la sentencia del Tribunal Supremo, que partirá a las 19 horas de la plaça del Mercat y finalizará ante la sede del Govern, en el Consolat de Mar.

Movilizaciones en Manacor, Inca y otros municipios de la part forana

En la part forana, el movimiento pro soberanista halló eco de sus protestas en municipios como Manacor, Inca, Pollença, Alcúdia, Artà, Porreres y Bunyola. Posiblemente, la situación más curiosa se dio en Manacor, donde el alcalde, Miquel Oliver, de MÉS per Mallorca, interrumpió el pleno que se estaba celebrando en estos momentos en la casa consistorial para tener la oportunidad de acudir a la concentración que había prevista en la plaza de sa Bassa. Los ediles de su grupo municipal también tomaron parte en la convocatoria, pero no así los representantes de los socios de gobierno del alcalde, PSOE y Unidas Podemos.

En cuanto a las reacciones, la presidenta del Govern, Francina Armengol, aseveró en su cuenta de Twitter su “respeto a las decisiones judiciales”, pero, aún así, apostó por la resolución de los problemas políticos “desde la política” y defendió la necesidad de “trabajar para garantizar la convivencia”.

También por parte del Ejecutivo, la portavoz, Pilar Costa, afirmó que el objetivo, a partir de ahora, ha de ser “reabrir el diálogo político” con los gobernantes y la sociedad civil de Catalunya, más allá del respeto que “evidentemente”, según dijo, merecen las resoluciones de los tribunales, ya que, en palabras de la consellera, “así lo marca la separación de poderes propio de un Estado de derecho”.

Malestar de MÉS contra Costa por no consultar la declaración oficial del Govern

La posición oficial del Govern, expresada por Pilar Costa, levantó cierto resquemor en MÉS per Mallorca, socio de gobierno de PSOE y Unidas Podemos en el Ejecutivo autonómico. El candidato ecosoberanista al Congreso de los Diputados en las elecciones generales del 10 de noviembre, Guillem Balboa, reprochó a Costa que no haya consultado al resto de partidos del pacto el contenido de la declaración del Ejecutivo sobre la sentencia. En este sentido, Balboa aseguró que las declaraciones de la portavoz forman parte de “unas opiniones particulares, y no representan la postura oficial del Govern”.

También desde las filas ecosoberanistas, su portavoz en el Parlament, Miquel Ensenyat, cargó contra la sentencia, a la que calificó de “venganza”. A su juicio, el fallo del Supremo “expresa el fracaso de todo un Estado que ha preferido imponer la represión a la política y el diálogo”, y se lamentó de que “las tesis de Vox han ganado”.

En cambio, la portavoz socialista en la Cámara autonómica, Silvia Cano, vaticinó que la resolución “abrirá un nuevo camino en Catalunya” que, según sus palabras, ha de estar presidido por “el diálogo y el consenso”. Tras reafirmar su respeto por las decisiones judiciales, Cano constató que la sentencia pone de manifiesto la existencia de la separación de poderes en España.

Biel Company: “En el Estado de derecho, quien la hace, la paga”

También asumió esta última tesis el presidente del PP, Biel Company, para quien “en el Estado de derecho, quien la hace, la paga“. El portavoz popular en el Parlament argumentó la necesidad de que los políticos “nos dediquemos a hacer política” y expresó su “máximo respeto por una resolución que unos profesionales han aprobado por unanimidad”.

Desde Ciudadanos, su portavoz parlamentaria, Patricia Guasp, defendió el acatamiento de la sentencia y recordó que, además de los encausados que permanecen en prisión, “hay todavía seis personas fugadas de la Justicia”. Igualmente, conminó a los diferentes partidos políticos a que no den alas a la desobediencia ciudadana.

Por parte de Unidas Podemos, Alejandro López, su portavoz en la Cámara balear, calificó la sentencia de “desmedida” y le achacó “no profundizar en el trasfondo del conflicto” entre el Estado y Catalunya. López utilizó el término “herida emocional” para explicar la situación que se ha creado, de la cual culpó a la “irresponsabilidad de algunos partidos”.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *