Connect with us

ECONOMÍA

Las islas mediterráneas de Europa unen sus fuerzas para reclamar medidas compensatorias

Francina Armengol, en la sesión celebrada en Bruselas

Francina Armengol ha asistido en Bruselas a un acto conjunto con las regiones de Córcega, Cerdeña y Gozo en el que se ha aprobado un documento de reivindicaciones destinadas a la Unión Europea

Las regiones insulares de Balears, Córcega, Cerdeña y Gozo han firmado este martes una declaración para reivindicar el hecho insular ante la Unión Europea. En concreto, han exigido medidas para paliar los efectos que provoca ser territorios de ‘doble periferia’ en Europa, por el hecho de ser islas y estar en la cuenca mediterránea.

En este acto político conjunto en Bruselas, que ha impulsado Balears, es la primera vez que se trata el concepto de ‘insularidad mediterránea’, que pretende describir una situación específica de territorios con problemas de conexión en el continente, dificultades logísticas derivadas de esta circunstancia, retos comunes, como garantizar que la presión humana y turística sea compatible con la protección de un territorio frágil, y la responsabilidad de hacer de puerta entre continentes y territorios del sur de Europa.

El objetivo es fortalecer la unión de estos territorios para que se puedan establecer nuevos criterios de cohesión a partir de 2020, cuando se abrirá un nuevo escenario político y normativo.

Insularidad Mediterránea: retos y futuro

La presidenta del Govern de las Illes Balears, Francina Armengol, ha intervenido en el acto ‘Insularidad Mediterránea: retos y futuro’, que se ha celebrado en el marco de la Semana Europea de las Regiones y las Ciudades. La jefa del Ejecutivo autonómico ha expuesto que el objetivo es “construir una Europa más próxima a los ciudadanos: la Europa de las Regiones”, y ha señalado que “desde la proximidad se garantizan la mayoría de soluciones para la ciudadanía”.

En la declaración, los cuatro territorios recalcan que “la insularidad es una fuente de obstáculos estructurales, naturales y permanentes que tienen como resultado un amplio abanico de carencias y fracasos del mercado”. Las diseconomías de escala, las escasas infraestructuras de redes, las interrupciones físicas y digitales o los costes adicionales para empresas y ciudadanos son algunos de los ejemplos que se exponen.

Por este motivo, el documento reclama un marco legislativo completo para complementar las políticas y la legislación de la UE con componentes centrados en las islas y que se implemente, plenamente, la cohesión territorial.

También se exige adaptar los esquemas de ayudas estatales para hacer frente a las restricciones específicas de las islas, en particular a áreas donde los retos de los territorios insulares periféricos son más evidentes. Por ejemplo, el transporte, la conectividad digital, las redes de energía o la gestión de los recursos naturales.

Para hacerlo posible, las cuatro regiones proponen la constitución de grupos de trabajo específicos para las islas en el Consejo de la Unión Europea, y unidades en las direcciones generales de la Comisión Europea donde los problemas insulares sean más evidentes.

Calidad de vida e igualdad de condiciones

Francina Armengol ha subrayado, en este sentido, que la finalidad es lograr la aplicación de “medidas compensatorias necesarias para que los ciudadanos de nuestras islas consigan una calidad de vida y de trabajo en igualdad de condiciones a la de los territorios continentales, y para que nuestras empresas mejoren su competitividad”.

La presidenta balear ha recordado que el trabajo de colaboración de estos territorios se ha visto reflejado en numerosos documentos aprobados y declaraciones conjuntas, pero ha matizado que “ni la legislación ni las políticas de la UE han producido hasta el momento las medidas compensatorias suficientes para los territorios insulares”. No obstante, Armengol ha insistido en que la Declaración de este martes “es una demostración de la voluntad de no desfallecer en nuestro objetivo”.

El presidente de la Autoridad Regional de Córcega, Gilles Simeoni, y la ministra de Gozo en el Gobierno de Malta, Justyne Caruana, también han intervenido en el acto para el refuerzo de la insularidad mediterránea. El presidente de la Región Autónoma de Cerdeña, Christian Solinas, que no ha podido asistir a la convocatoria, también se ha adherido a la declaración.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *