La trayectoria infinita de Lewis Hamilton
DEPORTES

La trayectoria infinita de Lewis Hamilton

Cada deporte tiene sus próceres y sus mitos. Y algunos de estos deportistas escriben su historia y su leyenda en el momento en el que siguen compitiendo. Y si en el fútbol están Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, en el baloncesto está Lebron James y en la Fórmula 1 destaca Lewis Hamilton.

El piloto inglés de Mercedes, que el año pasado conquistó su quinto título de siempre, es sin duda uno de los mejores representantes de este deporte, uno de los que cambió más desde sus inicios en los años ‘50.

El nativo de Stevenage, que acaba de cumplir 34 años, lleva desde el año 2007 en la categoría más importante del automovilismo y es sin duda uno de los mejores productos de los últimos años en este contexto, como demuestran sus cinco títulos de campeón individual entre la etapa McLaren, la escudería que lo vio debutar, y la etapa Mercedes. Su habilidad al volante es reconocida por todos, desde sus detractores hasta sus fans más incondicionales, que ven en él el heredero de un fenómeno como Michael Schumacher. En el mundo de los coches desde muy chico, tuvo en el encuentro con Ron Dennis, en el lejano 1995, la vuelta de tuerca en su carrera, y sus resultados prueban que el manager inglés tuvo mucho olfato con él.

Ahora que ya es un piloto experto, el británico quiere seguir forjando su leyenda, ya que le faltan todavía dos títulos individuales para llegar a igualar el récord de Schumacher. El gran favorito de las apuestas en la puja para el título mundial de 2019 tiene todas las papeletas para poder seguir los pasos del fenomenal piloto alemán, que también detiene el récord de 91 carreras ganadas. Si bien Hamilton tiene todavía un largo recorrido hasta el final de su propia carrera, ya que los pilotos de Fórmula 1 no se desgastan tanto físicamente como un futbolista u otro tipo de atleta, todavía no se puede decir si logrará igual al alemán. Lo que en cambio está claro es que el inglés tiene las posibilidades de convertirse en el piloto más grande de la historia de la Fórmula 1.

Hamilton, como destaca la infografía presente en la parte inferior del artículo, en este momento suma más victorias que Schumacher a su edad, puesto que el campeón teutón se lució también en la parte final de su carrera, cuando Ferrari era uno de los mejores coches de todos. Muy veloz en las curvas y atento en los momentos cruciales, el piloto de Mercedes destaca sobre todo por su sangre fría y por sus buenas elecciones en los pasajes claves de una carrera. Su cabalgada triunfal del año pasado demuestra tanto su habilidad al volante como la fiabilidad que otorga su coche, un Mercedes que lleva años sin rivales en el campeonato.

Su leyenda se basa también en el enorme número de poles conseguidas, es decir 81, un récord que le arrebató a su ídolo Ayrton Senna. Porque para empezar a ser leyenda, hay que derrotar a los que se admira.

25 enero, 2019

Deja un comentario