https://web.conselldemallorca.cat/ca/totes-les-noticies/-/asset_publisher/bqOupoVYvgPA/content/mallorca-el-millor-regal-per-a-aquestes-fest-1/559414?_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_redirect=https%3A%2F%2Fweb.conselldemallorca.cat%2Fca%2Ftotes-les-noticies%3Fp_p_id%3Dcom_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_cur%3D1%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_delta%3D21%26p_r_p_resetCur%3Dfalse%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_assetEntryId%3D853880
La presión ciudadana atrasa hasta enero una orden de desahucio en Llucmajor
BALEARS

La presión ciudadana atrasa hasta enero una orden de desahucio en Llucmajor

Los catorce ocupantes de la vivienda afectada, seis de ellos con una gran dependencia por enfermedad o discapacidad, ganan tiempo mientras las administraciones implicadas buscan una solución

El desahucio de una familia de Llucmajor previsto para este lunes se ha aplazado hasta finales de enero. La presión que ha llevado a cabo la plataforma Stop Desnonaments desde hace días y la mediación esta misma mañana del Govern han evitado la intervención de la comitiva judicial. Los catorce ocupantes de la vivienda afectada, seis de ellos con una gran dependencia por enfermedad o discapacidad, ganan tiempo mientras las administraciones implicadas buscan una solución a su situación.

La vivienda, propiedad de Abanca, fue ocupada por esta familia hace un año, tiempo en el cual han sobrevivido sin agua corriente y en una condiciones más que precarias sin haber recibido ningún tipo de ayuda por parte de las administraciones públicas.

Como consecuencia de la presión ciudadana, el municipio se ha comprometido a mantener una reunión con los afectados el próximo jueves para tratar de realojarlos en centros adaptados y pisos sociales. Buena parte de los miembros de esta familia sufren enfermedades de diversa gravedad. De hecho, uno de ellos murió el pasado sábado en Son Llàtzer.

3 diciembre, 2018

Deja un comentario