Connect with us

ECONOMÍA

La FEMP acepta la propuesta del Gobierno sobre el superávit y provoca malestar entre algunos alcaldes

La FEMP acepta la propuesta del Gobierno sobre el superávit de los ayuntamientos y provoca malestar entre algunos alcaldes

El acuerdo se ha decidido este lunes con el voto de calidad del presidente, el socialista Abel Caballero, después de la abstención de Unidas Podamos

La polémica propuesta del Ministerio de Hacienda respecto a la utilización del superavit de los ayuntamientos no ha concitado esta vez el consenso que suele ser habitual en los acuerdos de la FEMP. La Junta de Gobierno, celebrada este lunes, ha conseguido un empate: 12 votos socialistas a favor y 12 en contra (10 del PP, uno de Cs y otro del PdeCat); la abstención de IU-Podemos-Comunes y el empate generado ha permitido recurrir al reglamento y el presidente, el socialista Abel Caballero, ha inclinado la balanza hacia el acuerdo. El reglamento interno de la FEMP en su artículo 29 señala que en votaciones con resultado de empate decide el voto de calidad del presidente. Así se ha resuelto.

El resultado final ha provocado un verdadero terremoto político en algunos territorios del Estado. Según fuentes de la negociación, el hecho que el acuerdo no preste suficiente atención en los municipios sin remanentes ha hecho que PP, Cs y PdeCat decidieran su voto en contra. Estos mismos grupos ya han exigido la comparecencia urgente de la ministra Montero al considerar que “el PSOE ha dinamitado el consenso municipalista”.

La propuesta consiste en el hecho que los ayuntamientos que lo deseen presten al Estado todo su superávit y remanentes de tesorería, unos 14.000 millones en total. A cambio, el Gobierno se compromete a devolverles una parte de manera directa este año y el resto el año que viene. Además, en un plazo de diez años que empezaría a contar a partir del  2022 se devolverá el préstamo íntegro que han realizado los ayuntamientos, con sus intereses correspondientes.

El Pi decidirá en asamblea si los alcaldes de la formación regionalista abandonan la FEMP

El Pi reunirá este martes en asamblea a sus alcaldes y portavoces municipales para valorar si abandonan la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) después del acuerdo a que se ha llegado sobre como utilizar los remanentes de tesorería de los consistorios. La formación considera que la decisión de la FEMP es partidista y que no representa los intereses de los municipios isleños.

El alcalde de Manacor, partidario de que el Consistorio salga de la FEMP

La FEMP acepta la propuesta del Gobierno sobre el superávit de los ayuntamientos y provoca malestar entre algunos alcaldes

La alcaldesa de Santanyí, Maria Pons.

Las reacciones de los diferentes grupos políticos y de los alcaldes en particular se han ido produciendo a lo largo del este lunes. Este es el caso del Ajuntament de Manacor, donde su alcalde, Miquel Oliver, ya se ha posicionado claramente en contra de la decisión adoptada, por entender que “el acuerdo no beneficia a nadie”. Pero la postura del primer edil de Manacor no acaba aquí. Según ha reconocido el propio Oliver, Más+Esquerra (formación política que representa) está dispuesto a poner sobre la mesa la posibilidad de que el Consistorio de la capital del Llevant decida abandonar la FEMP.

La alcaldesa de Santanyí Maria Pons (PP), considera que con el acuerdo de este lunes “ha quedado demostrado que a la FEMP lo único que le interesa es poder disponer del dinero de los ayuntamientos a cualquier precio”.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

son tendencia