Connect with us

ACTUALIDAD

Johnson cierra el Parlamento británico para tener las manos libres con el Brexit

Boris Johnson

El decreto rubricado hoy por la reina Isabel II deja a la oposición sin tiempo material para impedir que Gran Bretaña abandone la Unión Europea sin acuerdo

La reina de Inglaterra, Isabel II, ha firmado esta tarde el decreto que suspende provisionalmente la actividad en el Parlamento británico hasta el próximo 14 de octubre, fecha en que la propia monarca presidirá el acto solemne de apertura del nuevo período de sesiones. Con su rúbrica, Isabel II ha aceptado la petición que le había expresado el premier británico, Boris Johnson, que se ha reunido con la soberana en su residencia de verano de Balmoral (Escocia).

Con esta maniobra, Johnson pretende evitar que el Parlamento eche para atrás su pretensión de seguir adelante con el Brexit aun cuando no se logre llegar a un acuerdo con la Unión Europea para articular la salida de Gran Bretaña de la organización política y económica de la que todavía forma parte. De hecho, aun cuando Westminster reanude su actividad el 14 de octubre, lo hará sin apenas margen de tiempo para que los grupos de la oposición presenten enmiendas al denominado ‘Brexit salvaje’ que defiende el recién designado primer ministro.

El premier ha frenado en seco la conjura de la oposición contra el denominado ‘Brexit salvaje’

De esta manera, Boris Johnson ha reaccionado con celeridad a la conjura a la que los partidos de la oposición han venido dando forma estos días para impedir que Gran Bretaña abandone la Unión Europea de manera unilateral y sin acuerdo oficial. La decisión de Johnson ha provocado un torbellino de críticas y calificaciones contra el actual inquilino de Downing Street. Posiblemente, las manifestaciones más duras las ha protagonizado el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, que ha calificado la iniciativa de Johnson de “atropello institucional”, en tanto que, bajo su punto de vista, “se está intentando impedir al Parlamento que cumpla con su deber”. Incluso desde el Partido Conservador, formación a la que pertenece el premier británico, se han escuchado voces reprobatorias contra la suspensión de las actividades en Westminster, como la del diputado Dominic Grieve, para quien la manera de actuar de Johnson resulta “indignante”.

En Balmoral, donde Isabel II disfruta tradicionalmente de sus vacaciones veraniegas, la longeva monarca ha vivido, posiblemente, uno de los días más frenéticos de su largo reinado, ya que, después de recibir al primer ministro y escuchar su propuesta sobre el cierre provisional del Parlamento, ha presidido la reunión de su Consejo Privado, del que forman parte los líderes de las Cámaras de los Comunes y de los Lores, Jacob Rees-Mogg y Evans de Bowes Park, respectivamente. Tras este encuentro, la reina ha firmado el decreto que, dentro de dos semanas, entre el 9 y el 12 de septiembre, interrumpirá la actividad en Westminster hasta el 14 de octubre.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad