Connect with us

OPINIÓN

Ir por el mundo dando la nota

Ir por el mundo dando la nota

Tengo un buen amigo, catalanista, independentista de corazón, que cada vez que escribo una entrada crítica no pierde la ocasión de insistirme que España, “tu país”, no tiene remedio. Me temo que esta semana tampoco voy a poder presumir de país serio y riguroso con el espectáculo de Cristóbal Montoro y la cuestión de si se destinó o no dinero público al referéndum del 1-O.

Dice la Guardia Civil en su informe oficial que la Generalitat malversó un millón novecientos cuarenta y siete mil seiscientos noventa y siete euros con ochenta y cuatro céntimos. Ni un céntimo menos.

Sin embargo, Cristóbal Montoro sigue asegurando que la cantidad de dinero público destinada a financiar dicho referéndum ha sido de cero euros con cero céntimos. Ni un céntimo más.

Yo comprendo que analizar factura a factura un presupuesto de más de treinta y cuatro mil millones de euros es complejo, tanto para los guardias civiles especialistas en delitos económicos como para los inspectores de Hacienda.

Probablemente hay supuestos en los que, por ejemplo, un proveedor ha facturado “veinte cajas de folios tamaño din A4” y esa factura encubre “veinte cajas con sobres y papeletas para el referéndum”. En algunos casos, parece que la Guardia Civil podría haber computado facturas que se emitieron por quien había prestado el servicio o servido el material pero que la Generalitat no tuvo tiempo de llegar a pagar gracias, precisamente, a la intervención.

Los jueces alemanes, británicos y belgas deben de estar mirando el espectáculo sin creérselo.

Los jueces alemanes, británicos y belgas deben de estar mirando el espectáculo sin creérselo.

Dice la Guardia Civil en su informe oficial que la Generalitat malversó un millón novecientos cuarenta y siete mil seiscientos noventa y siete euros con ochenta y cuatro céntimos. Ni un céntimo menos. Sin embargo, Cristóbal Montoro sigue asegurando que la cantidad de dinero público destinada a financiar dicho referéndum ha sido de cero euros con cero céntimos. Ni un céntimo más

En algún caso, la Guardia Civil podría haber computado el valor teórico de coste de gastos no localizados, lo cual sería un error importante, y parece que algún pago no se detectó por hacerse fuera de España, por ejemplo desde alguna sede europea del Diplocat, lo cual, por cierto, igual salva “in extremis” la competencia del Tribunal Supremo.

Todo esto es comprensible.

Lo que no es de recibo es que se descubran ahora estas importantes discrepancias. Ahora, que ya se ha dictado Auto de Procesamiento. Ahora, que la investigación está teóricamente concluida.

Y sobre todas las cosas, ahora que se están tramitando las extradiciones por presunto delito de malversación de fondos.

El Juez Llarena, que me perdone y no me impute, no sale bien parado. ¿Cómo es posible que no se haya dirigido a Hacienda durante la instrucción para cotejar los gastos de una Administración intervenida y auditada por el propio Ministerio? Llarena debiera haber agotado la instrucción antes de dictar el Auto de Procesamiento.

A Cristóbal Montoro prefiero no calificarlo, no vaya a ser que mis opiniones sobre el Ministro de Hacienda pudieran interpretarse como delito de odio, ahora que es temporada alta para este delito. ¿Cómo es posible que Montoro conceda una entrevista diciendo que no se destinó al referéndum ni un euro de dinero público exactamente el mismo día que los jueces alemanes piden explicaciones complementarias al Juez Llarena porque no lo tienen claro?.

El Juez Llarena, que me perdone y no me impute, no sale bien parado. ¿Cómo es posible que no se haya dirigido a Hacienda durante la instrucción para cotejar los gastos de una Administración intervenida y auditada por el propio Ministerio? Llarena debiera haber agotado la instrucción antes de dictar el Auto de Procesamiento

Es posible que Llarena se haya precipitado al dictar Auto de Procesamiento con la finalidad de que Turull no llegara a tiempo de ser elegido Presidente de la Generalitat. Es probable que la Guardia Civil no haya incorporado a su informe los certificados de Hacienda, que sí constan en la Audiencia Nacional y en el Juzgado 13 de Barcelona, por un extraño prurito de no verse contradichos. Y es seguro que a Cristóbal Montoro lo que le interesa es mandar el mensaje de que la Generalitat no logró meterle ningún gol aunque sea a costa de darle hecha la defensa a Puigdemont en Alemania.

Basta con que la Guardia Civil tenga parte de razón para que Montoro tenga que dimitir, no por haber sido engañado sino por la deslealtad de poner sus intereses personales por encima de los de la Justicia.

Porque el resultado, lo siento, es que los jueces alemanes, británicos y belgas deben de estar mirando el espectáculo sin creérselo.

Sí, los que tenemos algún amigo “indepe” esta semana seremos como sevillistas con amigos béticos. Menos mal que en mi caso somos amigos de verdad y no hay Montoro o Puigdemont que ponga eso en peligro.

De todas formas, a ver si en Alemania hay remontada, que ya me toca…)))

Carlos M. Florit Canals
www.florit-abogados.com

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *