Connect with us

ACTUALIDAD

¿Hasta dónde llegará la marea de exigencia de responsabilidades?

Pedro Sánchez: "Vamos a tener semanas difíciles, por eso apelamos al deber cívico"

En Francia, tres médicos, representando a muchos más, han iniciado acciones judiciales contra miembros del Gobierno, por no tomar a tiempo medidas contra la epidemia

La prensa escrita suele titular “a cuatro columnas” la noticia más importante del día, la que abre la portada. Sólo un pequeño espacio a su lado queda para otra noticia que, de alguna forma, también merece portada. A veces, sin embargo, una noticia es tan relevante que el director del periódico usa las cinco columnas para destacarla.

El pasado jueves el periódico francés “Le Monde” dio una noticia, pero no lo hizo a cinco columnas. Ni a cuatro. Ni siquiera la llevó a portada. Incluso es posible que la publicara en página par (que se leen menos que las impares, cosas de los lectores, que somos así de raros)

Primeras denuncias de médicos contra los responsables políticos “por no haber tomado a tiempo las medidas necesarias para combatir el coronavirus”

La ministra de sanidad de Francia, Agnès Buzyn.

Tres médicos franceses, representando a muchos más, han iniciado acciones judiciales ante la “Cour de Justice de la Republique” contra el Primer Ministro Edouard Philippe y contra la ministra de sanidad, Agnès Buzyn por no tomar a tiempo medidas contra la epidemia del Coronavirus

Y sin embargo, era una noticia que puede ser premonitoria de otra derivada que se ve venir, en todo ese tema del Coronavirus: Tres médicos franceses, representando a muchos más, han iniciado acciones judiciales ante la “Cour de Justice de la Republique” contra el Primer Ministro Edouard Philippe y contra la ministra de sanidad, Agnès Buzyn por no tomar a tiempo medidas contra la epidemia del Coronavirus. Creo que Macron, mientras presida la República, es inviolable.

Es posible que “Le Monde” intuya que los poderes de Estado se protegerán entre sí, el judicial al ejecutivo. Es más, incluso es imaginable que “Le Monde” considere que ha de ayudar a que esa acción judicial quede en nada reduciendo al máximo su protagonismo mediático.

Pero el debate va a existir. En el código penal español está tipificado como delito causar lesiones o causar la muerte a otra persona por imprudencia.

…En el código penal español está tipificado como delito causar lesiones o causar la muerte a otra persona por imprudencia

¿Entenderán los tribunales que esto aplica a decisiones políticas gravemente negligentes? ¿En tal caso, dónde pondrán el listón?

Pedro Sánchez y todos los pesos pesados de su Gobierno están en el punto de mira de buena parte de la opinión pública.

El 6 de marzo preguntaban a Carmen Calvo qué le diría a una mujer para convencerla de ir a la manifestación del 8-M. “Que le va la vida en ello”. Lo que daría Carmen Calvo por poder borrar esas palabras, ahora que llevamos 33.000 contagiados, 2.500 fallecidos, hospitales colapsados en toda España y residencias de ancianos abandonadas con cadáveres y moribundos dentro.

El domingo 8 de marzo el Gobierno se manifestaba, nos llamaba a acudir a un evento de más de cien mil personas (Madrid) y de miles o decenas de miles en otras ciudades. Nos pedía que saliéramos, que nos abrazáramos, que nos besáramos en la calle. Y el viernes 13 de marzo, solo cinco días después, Pedro Sánchez, compungido, comparecía para anunciar que el sábado 14 se aprobaría el confinamiento y el estado de alarma.

Pedro Duque confesaba este fin de semana que desde enero sabían de la emergencia presumiendo de que su ministerio ya preparaba a primeros de febrero las normas que ahora ha incorporado a los decretos de alarma.

Celaá y Valerio con guantes de latexNadia Calviño y la exministra Valerio acudieron al 8-M, sí, pero con guantes de latex, color morado feminista, para no contagiarse tocando la pancarta o dando la mano. Ellas lo sabían. Sus guantes se convierten, para ellas y su gobierno, en guantes de cargo.

Doy gracias a Dios por no tener la responsabilidad moral de ser miembro de este Gobierno. Pero ¿habrá responsabilidad jurídica?

Decretada la emergencia, Pablo Iglesias, el que se salta la cuarentena cuando le conviene políticamente, impuso su criterio de confiscar todo el material sanitario. Consecuencia: Ninguna empresa exterior vende mascarillas o aparatos para respiración asistida a España. Se lo confiscarían en aduana y no lo cobraría. Tan bolivariano como nefasto.

Confinados todos, descubrimos que las diecisiete Comunidades Autónomas, de la primera a la última, no hicieron acopio de material, ni en enero, ni en febrero…

Confinados todos, descubrimos que las diecisiete Comunidades Autónomas, de la primera a la última, no hicieron acopio de material, ni en enero, ni en febrero; ni cuando China, ni cuando Italia; ni mascarillas, ni ventilación para respirar, ni guantes, ni batas.

De hecho, tampoco habían cerrado a tiempo colegios, guarderías y universidades.

¿Llegará hasta ellos algún tipo de responsabilidad por negligencia?

Vayamos un poco más lejos, ninguna comunidad autónoma, de derechas o de izquierdas, alcanza, ni de lejos, la ratio de plazas hospitalarias (y mucho menos de UCI) por habitante que tiene Alemania.

Tenemos toda clase de entes, consorcios, fundaciones públicas, embajadas autonómicas, subvenciones clientelares, polideportivos y hasta aeropuertos sin aviones. De todo eso, mucho más que Alemania. Pero plazas hospitalarias y de UCI, no llegamos ni a la mitad de la ratio alemana.

Eso, ahora, también causa muertos.

¿Se hará por alguien, de verdad, este análisis de responsabilidad? ¿O nos quedaremos en el clásico “y tú más”?

Carlos M. Florit Canals
www.florit-abogados.com

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *