Connect with us

ECONOMÍA

El grupo chino Fosun compra la marca Thomas Cook

Con la caída de Thomas Cook, Balears pierde a su principal cliente turístico

El acuerdo, cifrado en 12 millones de euros, también contempla las marcas hoteleras Casa Cook y Cook’s Club, así como licencias de viajes o aplicaciones de software

El grupo chino Fosun ha comprado la marca Thomas Cook, el turoperador británico que anunció su quiebra el pasado mes de septiembre, por 11 millones de libras (12,7 millones de euros).

El acuerdo también contempla las marcas hoteleras Casa Cook y Cook’s Club, así como licencias de viajes o aplicaciones de software, con lo que el grupo chino busca avanzar en cuota de mercado en el sector turístico. El presidente de Fosun, Qian Jiannong, ha asegurado que siempre ha creído en el valor de la marca Thomas Cook”.

A finales de septiembre, el gigante de los viajes tenía que hacer frente a pagos equivalentes a 500 millones de libras (456,79 millones de euros) a hoteles asociados y acreedores. Sin embargo, la firma solamente disponía de 956.000 libras (1,07 millones de euros) en reservas de efectivo y 31 millones de libras (35 millones de euros) en cuentas bancarias cuando anunció su quiebra.

El turoperador recibió cinco ofertas por ciertas partes o la totalidad de su aerolínea, una oferta por la venta de su negocio de turoperador a Fosun y otra oferta por su negocio en los países nórdicos. Sin embargo, todas ellas fueron rechazadas porque la junta decidió que no reflejaban el valor adecuado y porque no salvarían al resto del grupo.

La quiebra de Thomas Cook marcó el final de una de las empresas más antiguas de Reino Unido que comenzó en 1841 llevando a cabo excursiones en tren locales antes de sobrevivir dos guerras mundiales para ser pionera del turismo. La empresa administraba hasta ahora hoteles, resorts y aerolíneas para 19 millones de personas al año en 16 países.

Talgo y Globalia se unen para competir con Renfe en el AVE

Adif ha confirmado esta mañana que tiene cuatro candidatos en firme para competir por el transporte de pasajeros en ferrocarril a partir de la liberalización de diciembre de 2020. La empresa pública ha eludido ofrecer la identidad de los solicitantes de capacidad en la red de alta velocidad y larga distancia, pero en el mercado se da por descontado la participación de Renfe, la francesa SNCF, el fabricante de trenes Talgo, y la sociedad ILSA, vinculada a los propietarios de la aerolínea Air Nostrum. Algunos de ellos han confirmado esta mañana su presencia.  ILSA trasladó ayer su candidatura "junto a un potente socio industrial", citan fuentes de la compañía. Sin mayor información oficial al respecto, distintas fuentes especulan con una posible alianza con un operador europeo de ferrocarril.  Talgo, por su parte, ha dado entrada a Globalia, grupo con intereses en el transporte a través de Air Europa. Cierra este consorcio con rol financiador el fondo Trilantic, accionista de la propia Talgo. El fabricante, especializado en la producción de material rodante para la alta velocidad, creó previamente una filial bautizada como Motion Rail para acudir a este proceso. Al frente de la misma está la exministra de Economía, Elena Salgado.  Renfe, por su parte, ya había hablado días atrás de su disposición a trasladar a Adif una petición de capacidad de máximos con la intención de mantener el liderazgo en los servicios comerciales de transporte de pasajeros.Adif ha confirmado este viernes que tiene cuatro candidatos en firme para competir por el transporte de pasajeros en ferrocarril a partir de la liberalización de diciembre de 2020. La empresa pública ha eludido ofrecer la identidad de los solicitantes de capacidad en la red de alta velocidad y larga distancia, pero en el mercado se da por descontado la participación de Renfe, la francesa SNCF, el fabricante de trenes Talgo, y la sociedad ILSA, vinculada a los propietarios de la aerolínea Air Nostrum. Algunos de ellos han confirmado esta mañana su presencia.

ILSA trasladó ayer su candidatura “junto a un potente socio industrial”, citan fuentes de la compañía. Sin mayor información oficial al respecto, distintas fuentes especulan con una posible alianza con un operador europeo de ferrocarril.

Talgo, por su parte, ha dado entrada a Globalia, grupo con intereses en el transporte a través de Air Europa. Cierra este consorcio con rol financiador el fondo Trilantic, accionista de la propia Talgo. El fabricante, especializado en la producción de material rodante para la alta velocidad, creó previamente una filial bautizada como Motion Rail para acudir a este proceso. Al frente de la misma está la exministra de Economía, Elena Salgado.

Renfe, por su parte, ya había hablado días atrás de su disposición a trasladar a Adif una petición de capacidad de máximos con la intención de mantener el liderazgo en los servicios comerciales de transporte de pasajeros.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *