https://web.conselldemallorca.cat/ca/totes-les-noticies/-/asset_publisher/bqOupoVYvgPA/content/mallorca-el-millor-regal-per-a-aquestes-fest-1/559414?_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_redirect=https%3A%2F%2Fweb.conselldemallorca.cat%2Fca%2Ftotes-les-noticies%3Fp_p_id%3Dcom_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_cur%3D1%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_delta%3D21%26p_r_p_resetCur%3Dfalse%26_com_liferay_asset_publisher_web_portlet_AssetPublisherPortlet_INSTANCE_bqOupoVYvgPA_assetEntryId%3D853880
¡Es una niña!: Una madre hace historia tras concebir al primer bebé a partir de un trasplante de útero de una mujer fallecida
ACTUALIDAD

¡Es una niña!: Una madre hace historia tras concebir al primer bebé a partir de un trasplante de útero de una mujer fallecida

La mujer tenía los ovarios intactos y producía óvulos, pero nació sin útero, una enfermedad congénita que afecta a una de cada 4.500 mujeres

Una madre ha hecho historia tras concebir al primer bebé a partir de un trasplante de útero de una mujer fallecida. La donante del órgano fue una mujer de 45 años que sufrió un derrame cerebral y que previamente había dado a luz tres veces. El alumbramiento tuvo lugar en el Hospital Das Clinicas, de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, el 15 de diciembre de 2017, pero los resultados del estudio ha sido publicados este miércoles en la revista ‘The Lancet’, tras confirmarse que, casi un año después del parto, madre e hija están sanas y se desarrollan normalmente.

El trasplante de útero tuvo lugar en septiembre de 2016, cuando la madre tenía 32 años. Sus ovarios estaban intactos y producía óvulos, pero nació sin útero por una enfermedad congénita que afecta a una de cada 4.500 mujeres en el mundo. El órgano donado, que pesaba 225 g, fue diseccionado cuidadosamente antes de aceptarlo como bueno. La operación duró diez horas y media e implicó enlazar las venas del útero de la donante con las venas de la receptora, así como las arterias, los ligamentos y los canales vaginales.

Poco más de un mes después del trasplante, la receptora comenzó a tener la menstruacción y siete meses después, el equipo transfirió un embrión del tratamiento de reproducción asistida (FIV) a su matriz. Diez días después, se confirmó que estaba embarazada. Los meses de gestación transcurrieron sin problemas y, en poco más de 35 semanas, la niña fue concebida por cesárea y sin complicaciones. Tras dar a luz, el útero trasplantado fue extirpado para que la madre no tuviera que seguir con la intensa medicación inmunosupresora. La niña, que en diez días cumplirá un año, pesó 2,55 kilogramos al nacer, un peso apropiado en bebés recién nacidos.

5 diciembre, 2018

Deja un comentario