Connect with us

MINUTO A MINUTO

Emaya perfila su plan estrella para mejorar la calidad del saneamiento en Palma

Emaya plan de saneamiento

Entre las actuaciones presentadas por la empresa municipal figura la depuradora del Coll d’en Rebassa para evitar los vertidos en las playas, pero el proyecto depende de Madrid

El presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, ha presentado esta mañana siete nuevos proyectos de mejora de las infraestructuras de saneamiento de Palma que la empresa municipal llevará a cabo con el objetivo de reducir los vertidos de aguas mixtas, separar las aguas pluviales y residuales, y modernizar los equipamientos obsoletos.

Perpinyà ha destacado que todas estas actuaciones se hallan en diversas fases de tramitación, si bien tienen ya comprometida su financiación, que procederá de la indemnización que ha de recibir Cort a raíz de los fallos detectados en el sistema de recogida neumática, y de la recaudación del canon de saneamiento. Los proyectos forman parte del Pla de Sanejament de Palma aprobado en 2016, que engloba también otras obras que se irán desarrollando en el futuro.

Intervenciones en el polígono de Son Castelló

 

Cuatro de las actuaciones que hoy se han dado a conocer están centradas en la separación de la red de pluviales y alcantarillado, con una inversión de 24,5 millones de euros. La primera de ellas es el proyecto de separación de la red unitaria en el polígono de Son Castelló, que prevé la renovación de la red de agua potable y la de alcantarillado, así como la construcción de un tanque de laminación para recoger aguas pluviales y mixtas procedentes de los municipios de Esporles y Bunyola. Con esta intervención, Emaya espera erradicar los vertidos en el torrente de na Bàrbara y en la bahía de Palma cuando se producen precipitaciones. El presupuesto estimado es de catorce millones de euros.

Proyectos en el Eixample y el casco antiguo

En la zona del Eixample, entre las calles General Ricardo Ortega y General Riera, se renovará la red de agua potable y la de alcantarillado con la finalidad de evitar vertidos de aguas mixtas en la cuenca de es Baluard y es Portixol. La inversión en este caso asciende al millón de euros.

En el casco antiguo de Palma, la actuación consistirá en separar la actual red unitaria, renovando la red actual e instalando una red separativa de alcantarillado y pluviales, también con la idea de minimizar los vertidos. El presupuesto, que está sujeto a cambios, es de seis millones de euros.

Finalmente, se acometerá el proyecto de separación del colector unitario de la avenida Joan March hasta la calle General Ricardo Ortega mediante una nueva infraestructura con capacidad para separar las aguas fecales y las pluviales de la cuenca de es Baluard, con una partida prevista de 3,5 millones de euros.

Actuaciones en Platja de Palma

Otro capítulo de las actuaciones anunciadas hoy por el presidente de Emaya atañen a la mejora del saneamiento de Platja de Palma mediante la ejecución de tres proyectos de renovación de los colectores actualmente obsoletos, el refuerzo de la red de saneamiento y las nuevas estaciones de impulsión de aguas residuales a la depuradora de Sant Jordi. El presupuesto se eleva a 11,3 millones y, de momento, aún no ha finalizado la fase de tramitación.

Todas estas intervenciones se complementan con la instalación del colector general de Avingudes y el tanque de laminación de la depuradora de Coll d’en Rebassa. En este caso, la partida prevista es de 22,6 millones euros.

Igualmente, el plan prevé la construcción de la nueva depuradora de Coll d’en Rebassa, cuya ejecución ha de correr a cargo del Ministerio de Transición Ecológica. El proyecto aún se halla en fase de redacción y tramitación ambiental. En cualquier caso, este próximo lunes, el alcalde de Palma, José Hila, tiene previsto reunirse con responsables ministeriales para acelerar esta actuación, que resulta clave para minimizar los vertidos en el litoral de Ciutat Jardí y Can Pere Antoni y evitar así los continuos cierres de estas playas urbanas cada vez que se registran lluvias de una cierta magnitud.

Entretanto, según ha anunciado Ramon Perpinyà, la empresa municipal Emaya ya está trabajando en las obras del tanque de laminación y el colector de la zona con la finalidad de que los vertidos en ambas playas puedan reducirse en un noventa por ciento.

 

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *