Connect with us

ACTUALIDAD

El problema de Bárcenas es que no es checo

El problema de Bárcenas es que no es checo

“O tiro de la manta, o me pego un tiro”

Allá por los años noventa dos periódicos se disputaban el liderazgo de la prensa liberal, centrista y regeneracionista, Diario 16 y El Mundo, que, de hecho, era una escisión de Diario 16, periódico que había sido dirigido por Pedro J. Ramírez durante la transición hasta que la propiedad del medio cedió a las presiones de Felipe González y le destituyó por molestar demasiado en el tema de los GAL.

La rivalidad entre Diario 16 y El Mundo era perfectamente descriptible.

Diario 16 fue el que descubrió el escándalo de Luis Roldán, a la sazón Director General de la Guardia Civil. Sus primeras informaciones sobre el escándalo evitaron que llegara a ministro del Interior. Así que cuando Roldán decidió conceder una entrevista, lo hizo al eterno rival, El Mundo. El titular a cuatro columnas fue apoteósico:

“O tiro de la manta, o me pego un tiro”

Todavía me acuerdo de la viñeta de Ricardo y Nacho dibujando a un Felipe González que se preguntaba: “¿admitirá sugerencias”?

Tirar de la manta, qué recuerdos me trae esta expresión. En realidad, no recuerdo que Luis Roldán demostrara nadie de nada. Intuyo que con Luís Bárcenas acabará pasando lo mismo. Dudo muchísimo que tenga grabaciones o videos que permitan descubrir quién era “M punto Rajoy”. Los corruptos, además de corruptos, son bastante ineptos.

Sin embargo, hay algo que me importa más y es esta otra noticia que hemos conocido casi al mismo tiempo: La República Checa ya supera a España en PIB per cápita.

En 1989, cuando cayó el Muro de Berlín, en la República Checa solo había dos realidades: pobreza y miseria. Después de cuatro décadas de comunismo, Praga se caía a pedazos y el resto del país parecía congelado en la posguerra. Su situación social y económica era desoladora.

Hoy ya son más ricos que nosotros. Y lo son con un tipo máximo de IRPF del 23%

Así que, en el fondo, nuestro principal problema es que Luis Bárcenas no es checo.

Estoy seguro de que en la República Checa también hay corrupción. Al fin y al cabo, hay campañas electorales y alguien ha de financiarlas y hay políticos que trazan la línea que separa el suelo rústico del urbanizable y la tendencia humana a caer en la tentación de cobrar para que la línea esté más allá o más acá es universal.

Si la República Checa nos supera en PIB no es porque allí no haya corrupción sino porque allí, en los últimos treinta años, han actuado de forma diferente a España. La República Checa, partiendo de la miseria, ha ido creciendo económicamente de forma paulatina y, sobre esta base y solo sobre esta base, ha ido desarrollando sus políticas sociales.

En España me temo que hemos operado al revés. No nos hemos preguntado nunca qué puede gastar el Estado a partir de lo que tenemos y sin poner en riesgo el crecimiento, sino que primero hemos decidido cuánto queremos que gaste el Estado porque “tenemos derecho” a ese gasto y luego, si este nivel de gasto ha comprometido el crecimiento, hemos llamado insolidarios a quienes han advertido del error.

No hemos querido asumir nunca, y no querremos ahora, la frase “no se pueden construir paraísos sociales sobre cementerios económicos”

Ponernos ahora el cascabel a nosotros mismos es todavía más complicado. Recortar es más difícil que contener el crecimiento del gasto. Si no hemos sido capaces de lo segundo, menos lo seremos de lo primero.

No hemos querido asumir nunca, y no querremos ahora, la frase “no se pueden construir paraísos sociales sobre cementerios económicos” así que la previsión es que en los próximos dos o tres años países como Lituania, Estonia o Eslovenia también nos superen en nivel de vida, en clases medias y en renta per cápita. En estadísticas de paro, ya van mejor que nosotros.

Bárcenas debe estar en la cárcel. Ojalá arrastre a quienes hayan disfrutado la corrupción que él contabilizaba

Hace un par de entradas decía que no veía posible tributar al 10% como en Andorra. Sin embargo, al 23% como en la República Checa sí es posible. O al 33% como en la República de Irlanda, otro país que en los años setenta era claramente más pobre que España y que hoy nos supera ampliamente en renta per cápita, con un salario medio de 3.000 euros pagado por el mercado, con menos presión fiscal, con sanidad y educación, menos precariedad laboral y mucho menos paro.

Bárcenas debe estar en la cárcel. Ojalá arrastre a quienes hayan disfrutado la corrupción que él contabilizaba. Pero, como país, no funcionamos porque como pueblo equivocamos nuestras prioridades. Primero hay que crecer, cueste lo que cueste, porque si no, al final acaba costando más.

Si Bárcenas fuera checo, nosotros seríamos checos y nuestra renta per cápita crecería por encima de la española. Como somos españoles, Bárcenas nos sirve como excusa.

Carlos M. Florit Canals
www.florit-abogados.com

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad