Connect with us

MINUTO A MINUTO

El PP pide a Anticorrupción que investigue la vacunación de altos cargos políticos en Balears

Balears interrumpe temporalmente el calendario de vacunación

La propuesta de los populares deberá ser refrendada por el resto de partidos en la Comisión de Asuntos Institucionales de la Cámara balear

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado esta mañana un escrito a la Mesa del Parlament para instar al Director de la Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción en las Illes Balears a iniciar las actuaciones de investigación en relación al cumplimiento del protocolo de vacunación contra la COVID-19 seguido en las islas en cuanto a la vacunación de varios cargos políticos en la comunidad autónoma. La iniciativa deberá ser refrendada por el resto de partidos en la Comisión de Asuntos Institucionales de la Cámara balear.

En este sentido, el diputado y secretario general del PP de las Illes Balears, Toni Fuster, ha afirmado que “le pedimos al Govern de Francina Armengol menos mentiras y más transparencia” en relación a los casos de vacunación de altos cargos políticos.

El documento registrado por los ‘populares’ hace referencia a varias noticias aparecidas a los medios de comunicación en donde “se asegura que varios cargos políticos, personal directivo, personal eventual de Balears así como directivos, gerentes y responsables de los diferentes Hospitales públicos de Balears habrían recibido la vacuna contra la COVID-19, pasando por ante otros grupos de personas, que sí forman parte de los grupos prioritarios establecidos por el Gobierno del Estado”.

La propuesta de los populares deberá ser refrendada por el resto de partidos en la Comisión de Asuntos Institucionales de la Cámara balear.

La polémica afecta a la directora insular de Gent Gran del Consell, Sofia Alonso, la subdirectora de Atención a la Cronicidad de la consellería de Salud, Angélica Miguélez y el coordinador de la campaña por parte del IBSalut, Carlos Villafáfila, que habrían recibido la primera dosis a finales del pasado mes de diciembre.

Los hechos han provocado una polvareda política entre los diferentes grupos políticos que gestionan las principales instituciones de las islas, a nivel insular y autonómico.

Este mismo jueves, el vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, ha defendido que quien se hayasaltado el protocolo de vacunación “tiene que ser destituido o dimitir”. Por su parte, Més per Mallorca también exige “explicaciones o dimisiones”.

La presidenta del Govern Francina Armengol, este pasado miércoles a Cala Rajada, aseguraba que en Balears “no se vacuna a nadie por ser político, se vacuna bajo criterios técnicos”.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad