Connect with us

ECONOMÍA

El Govern revela que Reino Unido vetó una operación para reflotar Thomas Cook orquestada desde Balears

Reunión en la Conselleria de Turismo por la quiebra de Thomas Cook

Preocupación máxima en el sector hotelero, que califica de “golpe sin precedentes” el colapso del mayorista británico, con la pérdida de más de 350.000 ventas de plazas aéreas con destino a las islas

El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha comparecido este lunes en rueda de prensa para valorar el cese de operaciones del operador Thomas Cook y trasladar “tranquilidad” a las personas y los sectores económicos implicados.

Desde primera hora de esta mañana, el Govern está coordinando reuniones con los diferentes sectores y agentes sociales y económicos implicados, con la participación de diversas áreas del Ejecutivo, como Transporte y Consumo. El conseller también ha explicado que ya ha pedido su comparecencia voluntaria en el Parlament para dar cuenta de las actuaciones que se están llevando a cabo.

“Lo prioritario ahora son las personas”, ha asegurado Negueruela, haciendo referencia al plan de contingencia que se ha puesto en marcha desde el Gobierno para repatriar “de manera ordenada” a los turistas que ahora mismo se hallan en suelo español. También ha hecho incidencia en la “especial preocupación” del Govern por la situación de los trabajadores de la compañía tiene en las Islas.

El conseller ha revelado que en el transcurso del fin de semana, la Administración autonómica y la central han tratado de encontrar una solución que permitiera la viabilidad de la empresa, a través de reuniones con representantes de la compañía, las autoridades británicas y las federaciones hoteleras. Sin embargo, el Gobierno del Reino Unido decidió no validar la operación y Thomas Cook acabó anunciando, a altas horas de la madrugada, el cese de sus operaciones.

Plan de contingencia para la repatriación de los viajeros británicos

Durante su comparecencia, Iago Negueruela ha lanzado un mensaje de “tranquilidad” a trabajadores de la compañía, turistas y empresas que se puedan verse indirectamente afectados. El Gobierno británico ha trasladado al ejecutivo español garantías de pleno funcionamiento de un plan de contingencia que permitirá la repatriación de todos los viajeros, una operación que ya está en marcha

También el sector hotelero balear se ha pronunciado en torno a la caída de Thomas Cook. La presidenta de la Federación Hotelera de Mallorca, Maria Frontera, ha calificado de “golpe sin precedentes” el cierre del coloso británico, toda vez que es el tour operador con más implantación en la isla, solo por detrás del alemán TUI.

Según cifras todavía no oficiales, la quiebra de la compañía con sede en Londres supondrá para Balears la pérdida de más de 350.000 ventas aéreas desde ahora hasta el próximo verano. Más negros son todavía los nubarrones en Canarias, donde se estima la cancelación de más de 745.000 plazas en el mismo período.

Casi mil trabajadores al paro, en Balears

En cuando a los puestos de trabajo, la estimación es que perderán su empleo cerca de mil profesionales que trabajan para Thomas Cook en el archipiélago balear. En todo el mundo, la cifra supera las 20.000 personas que ingresarán directamente en las filas del paro.

Otra cuestión relevante son los impagos que la desaparición del gigante londinense deja pendientes en establecimientos hoteleros de las islas. Teniendo en cuenta que la dinámica habitual de Thomas Cook ha sido siempre la de afrontar estos compromisos económicos con periodicidad trimestral, el sector teme que muchas de estas facturas se queden sin pagar, y que la exigencia de su cobro dependa de una farragosa reclamación judicial que deberían valorar los tribunales de Londres, y cuyo resultado se antoja más bien incierto.

180 años de historia, al garete

El motivo del derrumbe de Thomas Cook tiene que ver con las dificultades de la compañía para aportar los 200 millones de libras (equivalente a unos 27 millones de euros) que sus acreedores bancarios le exigían a cambio de seguir financiando sus actividades. Durante todo el día de ayer, y hasta altas horas de la madrugada, representantes de la empresa han tratado de llegar a un acuerdo que concediera un poco de oxígeno a su desesperada situación, pero finalmente no ha sido posible.

Así finaliza la longeva trayectoria de una compañía con casi 180 años de historia que en el momento de su desaparición estaba operando en 16 países, manteniendo una posición de liderazgo en España, particularmente en Balears y Canarias.  En el momento de su cierre, Thomas Cook contaba con una flota de 105 aviones y una oferta de alojamiento de 200 hoteles.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *