Connect with us

OPINIÓN

El cierre de BCM: ¿Por qué ahora sí y antes no?

El cierre de BCM: ¿Por qué ahora sí y antes no?

El cierre de Tito’s sirvió de ‘telonero’ para que Calvià, finalmente, también decidiera subirse al escenario

¿Por qué ahora el Ajuntament de Calvià decide decretar el cierre de BCM y años atras ni siquiera lo intentó?. ¿Por qué ahora los políticos de turno deciden llenarse de coraje y subirse al árbol caído tomando decisiones políticas que tiempo atrás ni siquiera se habían planteado?.

Hay decenas de razones que ayudan a responder ambas preguntas, pero hay una que es incontrastable: ahora los políticos, gracias al cobijo judicial del caso, tienen la voluntad política de hacerlo y antes no.

Dicha medida adoptada por el Consistorio de Calvià, coincide en el tiempo con la orden de cierre, “provisionalisima” según rezaba textualmente el comunicado del Ajuntament de Palma, de la discoteca Tito’s, perteneciente al mismo grupo empresarial. Calvià ha informado este lunes que la orden municipal decretada se produce “una vez que los técnicos municipales han detectado la existencia de una concurrencia de irregularidades en el proyecto de obras del citado establecimiento, consistentes en una relevante omisión de datos, concretamente en referencia a las torres de refrigeración y otras instalaciones que al carecer de licencia son ilegales. La constatación de estas irregularidades ha determinado la necesidad de decretar la clausura”, señala la nota de Calvià.

El propio Consistorio de Calvià reconoce que ” esta revocación guarda relación con el procedimiento que actualmente se encuentra en trámite de revisión de la licencia de apertura y funcionamiento del citado establecimiento BCM, que se vincula directamente con las mencionadas torres de refrigeración que reiteradamente se han omitido en los distintos expedientes. Cabe destacar que ambos procedimientos están siendo instruidos por el Ajuntament en el ámbito de las diligencias penales que se siguen en el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma”.

Dicho expediente lleva tiempo levantado cola. El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez (PSOE), decidió el pasado mes de febrero cesar al director general de Comercio y Actividades del municipio, Jaume Nadal, alegando una reestructuración del gobierno municipal. Curiosamente, el mismo día que cesaba Nadal, el propio Ajuntament anunciaba que el alcalde había decidido abrir una información reservada para investigar si ha habido alguna irregularidad durante la tramitación de un expediente de revisión de licencia de apertura y funcionamiento de la mencionada discoteca. Esta historia se remontaría a finales de los años 80. A pocos días del puente de Semana Santa y a pocas semanas del inicio de la temporada turística, y en pleno 2017, el Ajuntament de Calvià decide decretar el cierre de la mencionada sala de fiestas.

En pocas palabras, la orden de cierre lo anuncia el Ajuntament de Calvià, pero quien de verdad lo decreta es el juez. El cierre de Tito’s sirvió de ‘telonero’ para que Calvià, finalmente, decidiera subirse también al escenario.

P.B.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *