Connect with us

SOCIEDAD

Detenido el director de una entidad bancaria de Manacor relacionado con estafas mediante préstamos

Detenido el director de una entidad bancaria de Manacor relacionado con estafas mediante préstamos

El número de afectados asciende a unos 40 casos y la suma de dinero obtenida de forma irregular podría superar los 200.000 euros

Agentes de la Policía Nacional, detuvieron la semana pasada a tres personas, todas ellas de nacionalidad española, por integrar un grupo criminal dedicado a cometer estafas. Entre los ahora detenidos figuran un hombre de 37 años, su pareja, una mujer de 42 años, así como un tercer hombre de la misma edad.

Desde principios del año 2020 se detectaron operaciones fraudulentas que tenían unas características en común, consistiendo preferentemente en la formalización fraudulenta de líneas de crédito con diferentes entidades financieras, en la cual se utilizaban datos de terceras personas sin que estas tuvieran conocimiento de estas operaciones.

Una vez realizaban los contratos mercantiles y obtenido el crédito solicitado, realizaban transferencias a cuentas que el grupo criminal manejaba y extraía en efectivo en cajeros automáticos. De igual manera se llevaban a cabo compras por internet, recogiendo la mercancía en diferentes direcciones de la geografía mallorquina.

Modus operandi definido

Durante la investigación se observó la existencia de un modus operandi definido y recurrente por el cual, teniendo acceso a documentación y datos personales de las potenciales víctimas, abrían de manera telemática cuentas bancarias y solicitaban líneas telefónicas prepago a nombre de estas, para a continuación tramitar una petición de línea de crédito/compra financiada a través de las entidades de crédito, aportando esta documentación obtenida fraudulentamente y una nómina falsificada, a fin de ofrecer garantías de los ingresos del cual sería el titular del préstamo.

Una vez realizado este trámite, indicaban que se realizaran las transferencias a una cuenta que el grupo manejaba a nombre de las víctimas, sin conocimiento ni autorización. Después las cantidades económicas eran retiradas en efectivo en cajeros automáticos.

De igual manera realizaban compras financiadas de manera telemática, pedido que se tenía que librar en una dirección facilitada, si bien eran recogidos por los investigados en la propia vía pública, después de contactar con los repartidores a través de los números de teléfono prepago aportados, perdiendo así el rastro de la mercancía.

Ocultamiento, anonimato y fuga peligrosa de los dos principales investigados

Los investigadores realizaron arduas gestiones para el esclarecimiento de los hechos, en el cual consiguieron identificar a los principales investigados, tratándose de una pareja establecida en Mallorca, comprobando como los mismos habían adoptado una serie de hábitos que les garantizaba su anonimato en su día a día, sin disponer de un domicilio fijo y cambiando a menudo de vehículo, dificultando de este modo su localización.

De hecho, sabían que al principal investigado le constaban seis requisitorias judiciales para su detención y algunas de ellas su ingreso en prisión, sin que hasta el momento pudiera ser localizado.

Datos esenciales para cometer las estafas obtenidos del tercero implicado

Los agentes pudieron comprobar como en las operaciones financieras se aportaba documentación falsificada de las víctimas y que existía un denominador en común en todas ellas, que tenían o habían tenido en el pasado una cuenta en la misma entidad bancaria, por lo cual los investigadores sospecharon que alguien de dicha entidad  pudiera haber facilitado los datos e información necesaria para poder llevar a cabo la estafa.

Los investigadores pudieron identificar a un empleado, concretamente a un director de una sucursal bancaria de Manacor, obteniendo indicios y pruebas que le vinculaban con los hechos.

Este tenía acceso a documentos personales de las víctimas e información de estas, llamando la atención que todas ellas no tenían domicilio en la proximidad de la zona de influencia de la sucursal en la cual trabajaba. Incluso algunos de los perjudicados tenían residencia fuera de Balears, en ciudades como València o Madrid.

Haz clic para seguir leyendo
Advertisement
Haz clic para comentar la noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement