Connect with us

MINUTO A MINUTO

El Mallorca culmina una pretemporada aceptable a la espera del inicio liguero frente al Eibar

Trofeu Ciutat de Palma. Mallorca-Levante

El club sigue a la espera de refuerzos tras encajar ante el Levante la única derrota de los partidos de preparación  

El sábado, a las ocho de la tarde, se habrán acabado las probaturas y los experimentos para el Real Mallorca en la temporada de retorno a Primera División tras seis años de ausencia en la élite del fútbol español. El Eibar, un equipo modesto que a base de esfuerzo y tesón ha logrado asentase en la máxima categoría, medirá las posibilidades de una escuadra que ha completado una pretemporada aceptable, con tan solo una derrota en la cuenta de resultados.

Fue precisamente el pasado sábado, con ocasión de la 44 edición del trofeo Ciutat de Palma, cuando el equipo dirigido por Vicente Moreno mordió el polvo por primera vez en este umbral de la campaña 2019-2020. Y lo hizo ante el Levante, un rival de su ‘liga’ particular, la que conforman los conjuntos que, al menos en teoría, deberán luchar por evitar el descenso.

Sin embargo, el marcador de 1-2 favorable a los valencianos que reflejaba el panel luminoso de Son Moix a la finalización del encuentro, no hizo justicia a los méritos del Mallorca. Los locales fueron superiores al Levante durante la primera parte, y lograron avanzarse a los cuatro minutos de juego gracias a un tanto de Budimir, que aprovechó un descomunal despiste de la zaga levantinista. Posteriormente, y antes de que el árbitro decretara el descanso del partido, el propio Budimir pudo marcar de nuevo, mientras que Lago Junior y Dani Rodríguez estrellaron sendos balones en los palos.

Ya en la reanudación, sin embargo, el Levante supo sacar partido de su mayor ‘fondo de armario’. El técnico granota, Paco López, dio entrada a algunas de las ‘perlas’ que mantenía sentadas en el banquillo, y acabó ganando la partida a su paisano, Vicente Moreno. Uno de  los revulsivos recién incorporados al campo, el ex bético Sergio León, anotaría el tanto del empate en el minuto 50 y, muy poco después, el ex madridista Borja Mayoral, cabeceó a las mallas un centro lateral.

Vicente Moreno confía en que lleguen más fichajes, pero de momento cuenta básicamente con el bloque aupó al equipo a Primera División

Al margen de la derrota, varias son las reflexiones que pueden extraerse del partido del Ciutat de Palma. Por una parte, la evidencia de que más allá de los cuantiosos, aunque no costosos, fichajes que ha cerrado la dirección deportiva este verano, Moreno, fiel a su ideario, sigue apostando por ‘lo bueno conocido’, es decir, por el bloque que obró el milagro del ascenso, tal como hiciera un año atrás con los jugadores que rescataron al club del fango de la Segunda B. Tan solo dos de las nuevas incorporaciones, Febas y Lumor, fueron titulares en el once de Moreno, y en el caso del ghanés su alineación se vio claramente forzada por la falta de efectivos con que el preparador valenciano cuenta en la demarcación de lateral izquierdo, tras las sentidas marchas de Salva Ruiz y, sobre todo, Pervís Estupiñán.

En la segunda parte, eso sí, Moreno renovó ampliamente su ejército de gladiadores, dando entrada a futbolistas recién fichados. Este es el caso de Sedlar, Alex Alegría, Chavarría y, muy especialmente, Trajkovski. El internacional macedonio estampó su firma por el Mallorca hace apenas unos días y ni siquiera tuvo la ocasión de participar en el estage de pretemporada de Marbella. Aún así, Moreno tenía ganas de comprobar en directo las evoluciones del que, a día de hoy, es el fichaje con mayor proyección de todos cuantos ha cerrado Maheta Molango este verano.

En cambio, el técnico no concedió a ni un solo minuto a futbolistas como Zlatanovic y Pierre, cuya cesión a otros equipos, presumiblemente de Segunda División, es un secreto a voces. Podrían no ser los únicos. En estas últimas semanas de mercado, el Mallorca sigue pendiente de pulir su plantilla con incorporaciones que eleven las prestaciones del grupo, y que, tal vez, quizás no, puedan ir en consonancia con las exigencias que Vicente Moreno expresó durante la concentración de Marbella, primero a través de su segundo, Dani Pendín, y después por boca propia: a saber, futbolistas con experiencia en la Primera División española, y cuya integración no se vea dificultada por cuestiones idiomáticas. En la agenda del director deportivo, Javier Recio, figuran varios nombres, pero todo hace indicar que el Mallorca no quiere precipitarse y que esperará a que los principales clubs españoles vayan haciendo públicas sus listas de descartes.

Haz clic para seguir leyendo
Publicidad
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *