Ni conoce a Correa, ni se fiaba de López Viejo
ACTUALIDAD, RESUMEN

Ni conoce a Correa, ni se fiaba de López Viejo

Esperanza Aguirre arrancó su declaración en el juicio de la Gürtel desentendiéndose de los actos organizados cuando presidía la Comunidad de Madrid

La expresidenta de la Comunidad de Madrid y actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre, ha declarado en el juicio del caso Gürtel que “jamás” ha hablado con el cabecilla de la trama, Francisco Correa, que no sabía quién era ni si tenía negocios y que desconocía las empresas que organizaban sus actos cuando presidía la comunidad porque ella “nunca” se ocupó de la logística.

Aguirre, que ha comparecido durante tres horas este jueves en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) como testigo, ha reconocido que Correa organizó “muchísimos” actos del PP pero que ella en ese momento no era conocedora de esas contrataciones desde su Gobierno y se ha vuelto a erigir como la persona que “destapó” la trama aunque, ha añadido, “sin saberlo”.

La declaración de Aguirre se produce un día después de la detención por el presunto desvío de fondos del Canal de Isabel II de Ignacio González, su vicepresidente y mano derecha durante su mandato y al que ella designó como sucesor al frente de la Comunidad de Madrid; y en la misma semana en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también ha sido citado a declarar como testigo por el caso Gürtel.

Tras salir de la Audiencia Nacional y en el momento de atender a los medios, Aguirre se ha venido abajo y ha roto a llorar para decir que “jamás” nadie le ha podido acusar de hacer “ninguna cuestión incorrecta”, por lo que, ha añadido, “lo de Ignacio González sería una cuestión lamentable”.

“Si es culpable, para mí, que he puesto mi confianza en él durante tantos años, es un palo verdaderamente muy, muy relevante; y si no lo es, yo también estoy conmocionada porque el calvario que está pasando y el que le queda por pasar, porque la justicia en España es muy lenta, también lo sería”, ha añadido con la voz entrecortada.

Se da también la circunstancia de que otra pieza clave en su Gobierno y ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados está en prisión preventiva por la trama Púnica.

Aguirre ha centrado toda su declaración en desmarcarse de la organización de los eventos a los que acudía cuando era presidenta entre 2003 y 2012. “No tenía competencia en contratación, no era mi función”, ha querido dejar claro ante el tribunal en reiteradas ocasiones.

“Yo destapé la trama Gürtel sin saber que lo hacía”

En relación a su ya famosa frase “yo destapé Gürtel”, la expresidenta ha insistido en que así fue pero que “no sabía que lo hacía”.

Y tal como ha relatado en los últimos años, ha vuelto a contar que en una reunión en la sede del PP, en la calle Génova, ella destapó, en presencia del extesorero Álvaro Puerta y del propio presidente Mariano Rajoy, que en dos municipios madrileños, Majadahonda y Arganda del Rey, se pretendía “enajenar de forma ilegal dos parcelas”.

Aguirre sostuvo en esa reunión que la venta de esas parcelas se iba a provocar un quebranto del patrimonio público municipal y Rajoy, ha insistido, “no intervino en la conversación”.

Buena parte de la declaración se ha centrado también en la relación de Aguirre con su exconsejero Alberto López Viejo, acusado en el juicio Gürtel, del que ha dicho que “no era una persona” de su “confianza”, sino alguien que tenía experiencia en la organización de actos del PP.

20 abril, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *